Trevor Bauer lanza para los Indios de Cleveland contra los Orioles este domingo, trabajando para extender la racha ganadora de Cleveland a 18 juegos y mejorar su propia carrera de excelencia. Ha lanzado al menos cinco entradas en sus últimas nueve aperturas, y desde el 27 de julio, tiene una efectividad de 2.19. Bauer ha aumentado el uso de su curva a 29 por ciento en 2017, después que la lanzó el 12 por ciento del tiempo en 2015 y 19 por ciento en 2016.

Sólo tres lanzadores han lanzado un porcentaje más alto de curvas que Bauer:

1. Drew Pomeranz: 37.1 %
2. Alex Cobb: 33.6 %
3. Aaron Nola: 30.2 %
4. Bauer: 28.9 %

Dado que su velocidad media de la bola rápida es 94 mph -y en su apertura más reciente, rozó las 100 mph- hay una diferencia de 15 a 20 mph entre su bola rápida y la curva, una gama que puede ser extremadamente eficaz cuando está lanzando strikes.

Bauer tiene una efectividad de 4.39 en la temporada, pero sus promedios en las métricas avanzadas son bien buenos. Su FIP (fielding independent pitching) es 3.90, el 20º mejor en las Grandes Ligas, y ocupa el 18º lugar en xFIP, con 3.72.

A medida que calienta antes de cada juego, Bauer escucha cinco canciones de death metal melódico de Amon Amarth, encontrando su propio ritmo dentro de la música: "One Thousand Burning Arrows", "War of the Gods", "Father of the Wolf" "Twilight of the Thunder God" y "Back on Northern Shores".

Ponches: MLB ha llegado a ser dominado por los ponches de una manera diferente a cualquier otro momento en el deporte, por lo que tiene sentido que el equipo más dominante es muy bueno en la compilación de ponches y evitando que les bateen. Los lanzadores de Cleveland podrían ser los primeros en promediar más de 10 ponches por nueve entradas:

1. Cleveland: 10.05
2. Houston: 9.85
3. Dodgers: 9.67

Y los bateadores de los Indios tienen el segundo porcentaje de ponches recibidos más bajo:

1. Houston: 17.2 %
2. Cleveland: 18.8 %
3. Atlanta: 19.1 %

Los bateadores de los Indios también han sido el segundo mejor equipo en promedio de bases por bolas:

1. Dodgers: 10.4 %
2. Cleveland: 9.9 %
3. Cubs: 9.8 %

Y sus lanzadores tienen el más bajo promedio de boletos:

1. Cleveland: 2.67
2. Boston: 2.76
3. Dodgers: 2.77

Tony Dejak/AP PhotoLa efectividad de Trevor Bauer es de 4.39 en la temporada, pero es 2.19 desde el 27 de julio.
Así que para revisar: Los Indios están dominando los barómetros más prominentes en el deporte para el éxito. Ellos están montando una racha ganadora que se remonta a antes de la temporada de fútbol universitario, y en la próxima semana, los All Stars Andrew Miller y Jason Kipnis podrían volver a la lista activa. El sábado, Miller dijo que espera lanzar la práctica de bateo en vivo el lunes, y Kipnis espera regresar para el final de la actual estancia en casa.

Cara de piedra: Corey Kluber tiene cara de piedra cuando está en el montículo, su expresión nunca cambia, y sus compañeros dicen que en la mayor parte, esto sigue siendo así cuando ellos están a su alrededor: Es en su mayoría estoico y el tono de su voz no varía mucho.

Pero es considerado entre sus compañeros de equipo como un comodín y bromista furtivo, alguien que le gusta poner trampas y luego ver los resultados de lejos. Por ejemplo: Durante el transcurso de esta temporada, el entrenador de tercera base, Mike Sarbaugh, ha tenido ocasionalmente problemas para localizar su casco antes de dirigirse a la caja del entrenador. Lo que no sabe, dicen otros jugadores Indios, es que a Kluber le gusta moverlo y luego ir a otra parte del dugout para ver a Sarbaugh luchando por encontrarlo. Sarbaugh "todavía no puede saber quién lo hace", dijo uno de los otros Indios, riéndose.

Cuando los equipos usaban jerseys personalizados en el fin de semana de los jugadores, el entrenador del bullpen Jason Bere pidió que su apodo, JB, se colocara en la espalda. En cambio, cuando recibió la camiseta, tenía algo diferente: DAD. Cuando el segunda base Jason Kipnis tuvo el hábito de arruinar algunas carpinterías detrás del pabellón de los Indios en 2014, fue Kluber quien diseñó las camisetas dispersas a los jugadores: JK Construction Co., llevando estas palabras en la parte de atrás: "Yo lo rompo. Tú lo arreglas".

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Aroldis Chapman, Andrew Miller y Kenley Jansen
Ilustración ESPN
Mucho después de que Anthony Rizzo levantara sus brazos en celebración y guardara la pelota del último out del campeonato en su bolsillo derecho, Aroldis Chapman le recordó a todo el mundo por qué la Gran Revolución del Relevista no tiene oportunidad de ocurrir.

Cuando los Yankees de Nueva York anunciaron formalmente la firma de regreso de Chapman, él le sugirió a los reporteros en una conferencia telefónica que el manager de los Cachorros Joe Maddon lo había sobreusado en la corrida titular de Chicago.

"Personalmente, yo no estoy de acuerdo con la forma en que él me uso", dijo Chapman a través de un intérprete. "Pero él es el manager, y él es quien implementa la estrategia, ¿sabes?"

Esto fue luego que Chapman, Maddon y los Cachorros ganaran la Serie Mundial - después de todo eso terminó bien. Imagínense cómo se sienten algunos jugadores sobre decisiones agresivas en el bullpen hechas por un manager de mucho menos estatus que Maddon - en otras palabras la mayoría de los managers - cuando las cosas no salen bien.

La razón principal para que la Gran Revolución del Relevista nunca se materialice es cuestión de practicidad. La forma agresiva en la que Terry Francona manejó el bullpen de Cleveland en octubre pasado no puede ocurrir durante el verano, porque en la temporada regular no hay días libres de forma consistente; los equipos juegan casi todos los días. En los primeros dos meses que Andrew Miller lanzó para Francona, en agosto y septiembre, él tuvo exactamente una aparición en la que llegó a los 30 pitcheos (35, el 17 de septiembre). En los 32 días de la postemporada de los Indios en 2016, Miller lanzó más de 30 pitcheos en cinco ocasiones. Si Francona intentara hacer eso desde abril a septiembre, Miller no estaría disponible del todo por periodos de tres a cuatro días. Si Francona quería colocar a Miller para un problema en la quinta entrada, eso hubiese significado pedirle a Cody Allen o Bryan Shaw que se pusieran a estirarse en la octava entrada - lo que implicaría perderlos de dos a tres días.

"La postemporada es un animal diferente", dijo recientemente Francona. "La única vez que lo hice diferente durante la temporada es cuando un lanzador no ha trabajado por mucho tiempo".

Pero en el corazón de lo que dijo Chapman no existía animosidad hacia Maddon, pero los jugadores suelen buscar alguna estructura durante la temporada regular. La mayoría de los jugadores de posición quiere saber la noche antes de un partido si van a estar en la alineación. La mayoría de los lanzadores abridores quiere saber cuán largo va a ser el himno nacional para poder hacer sus calentamientos apropiadamente. La mayoría de los relevistas quiere saber, por regla general, cuándo el teléfono del bullpen va a sonar en su búsqueda.

Eso es parte de lo que distingue a Miller de muchos otros relevistas: Él ha demostrado una y otra vez, con los Medias Rojas, Orioles, Yankees e Indios, que él está dispuesto a laborar cuando se lo pidan. Él cree que se le paga para lanzar cuando se le pida que lance, y no solo como preparador, o como cerrador, o en la octava o novena entrada.

Los relevistas han establecido records en cuanto a contratos en este invierno. Pero no asuman que el recién firmado Kenley Jansen va a saltar al bullpen en la séptima entrada en abril, o que Joe Girardi va a llamar a Chapman en la octava. Los hábitos y necesidades del viejo mundo del béisbol están demasiado enraizados para evitar que ocurra la Gran Revolución del Relevista - por ahora.

Con esto en mente: He aquí un Ranking de los 10 Mejores bullpens en MLB, basado en la información de evaluadores.

1. Indios de Cleveland

Miller y el cerrador Allen están entre los 10 mejores relevistas, y Shaw ha liderado la LA en apariciones en dos de las últimas tres temporadas. Shaw, de 29 años, ha sido increíblemente consistente en su tiempo en las Grandes Ligas. Cleveland tiene algo de experiencia y profundidad, con los derechos Dan Otero y Zach McAllister. Y los Indios conocen al candidato al bullpen Ryan Merritt, quien hizo una fuerte salida de emergencia en el juego decisivo de la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante Toronto, lanza strikes y no tiene miedo. Shawn Armstrong y Perci Garner pueden convertirse en alternativas de bullpen para Cleveland durante la temporada.

Factor X para el bullpen de Cleveland: ¿Cómo responderán los relevistas de Cleveland a la pesada carga de trabajo del 2016? Cuando un equipo llega lejos en octubre, siempre queda la pregunta de cómo sus lanzadores abridores - como un Madison Bumgarner, un Cole Hamels o un Corey Kluber -- volverán al año siguiente. La misma pregunta podría aplicársele a los principales relevistas de Cleveland, quienes fueron utilizados con bastante frecuencia en los primeros días de noviembre, acortando su descanso de temporada baja.

Entradas de Miller en 2016, total combinado de temporada regular/postemporada: 93 2/3 (el más alto de su carrera como relevista)

Entradas de Allen en el 2016: 81 2/3 (total más alto de su carrera)

Entradas de Shaw en el 2016: 77 (total más alto de su carrera)

2. Orioles de Baltimore

Detrás del cerrador Zach Britton, los Orioles tienen una sólida colección de preparadores, incluyendo a Darren O'Day (quien entrará a los entrenamientos primaverales sin restricciones médicas luego de ser limitado a 34 juegos la pasada temporada), Brad Brach y Mychal Givens.

Factor X para el bullpen de los Orioles: Va a llegar un día en los próximos dos años cuando los ejecutivos de Baltimore tendrán que atender la pregunta que cuelga sobre Britton: Si ellos no lo firman con un contrato a largo plazo más allá de su agencia libre (otoño del 2018), ¿cuándo ellos deben cambiarlo? Hablando en general, los ejecutivos del béisbol creen que se le puede sacar mayor provecho a un cambio por relevistas durante la temporada (y en la temporada baja para los lanzadores abridores). Y si los Orioles están languideciendo en lo que debe ser una División Este de la LA muy competitiva, Baltimore debería comenzar a explorar el posible valor de Britton en un cambio.

3. Cachorros de Chicago

Los Cachorros trajeron en cambio a Wade Davis y firmaron a Koji Uehara y Brian Duensing, rellenando un bullpen que perdió a Aroldis Chapman y Travis Wood en la agencia libre. Carl Edwards probablemente siga asumiendo más responsabilidades luego de dominar a los rivales en sus 36 partidos la pasada temporada, en los que maniató a los bateadores derechos a un promedio de .108 y a los zurdos con promedio de .146.

Factor X para el bullpen de los Cachorros: La salud de Davis. Se perdió más de un mes con una distensión en el antebrazo en 2016. Si el problema surge de nuevo, los Cachorros tienen una red de seguridad disponible en Héctor Rondón, que era el cerrador de Chicago antes de la adquisición de Chapman y sus 77 salvamentos de por vida. Rondón lideró las mayores en porcentaje de strike en su primer pitcheo de los turnos la pasada temporada.

4. Astros de Houston

Al final de la temporada 2016, los Astros habían desarrollado un equipo agradable de relevistas cuando tenían una ventaja que proteger, desde el lanza strikes Chris Devenski (efectividad de 1.61 en relevo) a Will Harris a Luke Gregerson al cerrador Ken Giles. ningún bullpen tuvo un WHIP más bajo que el de los Astros con 1.14 en 2016, y solo otros tres equipos generó un OPS de los contrarios más bajo que el de Houston, que fue de .672. Gregerson y Giles se ubicaron primero y segundo, respectivamente, entre todos los relevistas en tasa de abanicadas y falladas, con 20.1 y 10.9 por ciento.

Los relevistas de Houston lideraron a todos los bullpens en fWAR la pasada temporada, por mucho.

Houston: 7.9

Mets: 6.5

Dodgers: 6.5

Yankees: 6.4

Orioles: 5.5

Factor X para el bullpen de los Astros Ken Giles, quien pasó por una mala racha al principio de la temporada que le costó en ese momento el puesto de cerrador - hasta que se recuperó y retomó la labor de la novena entrada más tarde en la temporada. En sus últimas 44 1/3 entradas la pasada temporada, Giles ponchó a 74 rivales y otorgó 16 boletos.

5. Dodgers de Los Angeles

Con Kenley Jansen de vuelta para ser el ancla de este grupo, los Dodgers están posicionados para parear bien con sus rivales, con un grupo que fue particularmente bueno en la pasada temporada. He aquí algunos de los números que tuvieron que manejar Dave Roberts y Rick Honeycutt diariamente:

Bateadores zurdos vs. Grant Dayton: OPS de .428

Zurdos vs. Pedro Báez: OPS de .553

Zurdos vs. Luis Avilán: OPS de .519

Zurdos vs. Adam Liberatore: OPS de .494

Derecho vs. Josh Ravin: OPS de .120

Los Dodgers tendrán que reemplazar las 80 entradas y 75 apariciones dejadas atrás por Joe Blanton, que se fue a la agencia libre.

Factor X para el bullpen de los Dodgers: L.A. tiene un superávit de lanzadores abridores que eventualmente terminarán en el bullpen, que bien podrían ser Alex Wood, Ross Stripling, Brandon McCarthy u algún otro. Los Dodgers lideraron las mayores en entradas de bullpen la pasada temporada debido a sus problemas de rotación.

6. Yankees de Nueva York

Dellin Betances tuvo problemas en el rol de cerrador en agosto y septiembre luego que los Yankees cambiaran a Chapman y Miller. Betances parecía haber desarrollado un caso de parálisis de los "yips" cuando lanzaba a las bases. Me preguntó si esto podría afectar la percepción de Betances y el potencial del bullpen de los Yankees entre los evaluadores, y la respuesta corta es: absolutamente no. Betances lideró las mayores con 15.53 ponches por cada nueve entradas, y el 40 por ciento de las carreras limpias que permitió fueron anotadas en septiembre. Ahora regresa al rol de preparador, con Chapman volviendo al rol de cerrador. Además los Yankees tienen al relevista veterano Tyler Clippard, al versátil Adam Warren, y a los zurdos Chasen Shreve, Tommy Layne y Richard Bleier.

Factor X para el bullpen de los Yankees: Las entradas generadas por la rotación. Los Yankees no necesitan necesariamente un pitcheo abridor dominante para ayudar a su bullpen, pero no se pueden dar el lujo de depender demasiado de lo que debe ser un bullpen bastante bueno. Así que la habilidad de CC Sabathia y Michael Pineda de llegar consistentemente a la sexta entrada será crucial. El año pasado, la rotación de los Yankees llegó en el puesto 15 en entradas, que es algo que deben tratar de evitar para proteger a sus relevistas de la erosión.

7. Medias Rojas de Boston

El cerrador de Boston Craig Kimbrel tiene 256 salvamentos, y el manager de Boston John Farrell tiene muchos derechos de donde seleccionar, incluyendo a Tyler Thornburg, Matt Barnes, Joe Kelly y Heath Hembree. Los relevistas de los Medias Rojas podrían tener una enorme ventaja sobre aquellos con otros equipos debido a la enorme estabilidad de la rotación de Boston: Chris Sale, David Price y Rick Porcello son fuentes estables de entradas y deberían permitirle a Farrell mantener descansado su bullpen.

Factor X para el bullpen de los Medias Rojas: El comando de Kimbrel. En sus últimas 25 2/3 entradas, otorgó 22 boletos, dejando a algunos evaluadores preguntándose si estuvo completamente saludable en el último par de meses.

8. Cardenales de San Luis

Seung Hwan Oh fue una estrella en su primera temporada con los Cardenales, y se espera que vuelva a encabezar la parte trasera de un grupo que incluye además al zurdo Kevin Siegrist y al derecho Jonathan Broxton. Dada la incertidumbre sobre Trevor Rosenthal y la necesidad de un zurdo, los Cardenales gastaron $30.5 millones para firmar a Brett Cecil.

Factor X para el bullpen de los Cardenales: Rosenthal. Él perdió el puesto de cerrador la pasada temporada en el medio de una temporada en la que dio 29 boletos en 40 1/3 entradas y tuvo un gran declive en el porcentaje de swings de los bateadores rivales ante lanzamientos fuera de la zona. Dado su extenso historial, su actuación dictará la importancia del rol que asuma en esta temporada. Los Cardenales apostarán a él, si pueden.

9. Vigilantes de Texas

El gerente Jon Daniels asintió recientemente que tiene intención de dejar a Matt Bush en el bullpen, luego de una temporada estelar para el derecho. En el 2016, Bush contuvo a los bateadores a promedio de .196 en 61 2/3 entradas, con 14 boletos y 61 ponches. Los Vigilantes están bien equipados alrededor de Bush con derechos (el cerrador Sam Dyson, Jeremy Jeffress) y zurdos (Jake Diekman, Alex Claudio).

Factor X para el bullpen de los Vigilantes: Su carga de trabajo. La parte trasera de la rotación de Texas no está definida, y, al igual que le ocurre al grupo de los Yankees, el cuerpo de relevistas de Texas se beneficiaría grandemente si el manager Jeff Banister y el coach de pitcheo Doug Brocail encuentran soluciones sólidas para el puesto de cuarto y quinto abridor; Andrew Cashner y A.J. Griffin serán asignados cuando comiencen los entrenamientos primaverales.

10. Piratas de Pittsburgh

Parece que los Piratas tienen muchas de las piezas necesarias para tener un buen bullpen, incluyendo a Tony Watson, Felipe Rivero, el recién firmado Daniel Hudson y Jared Hughes.

Factor X para el bullpen de los Piratas: Watson como cerrador. Tuvo algunos días difíciles luego de asumir el puesto tras la salida de Mark Melancon. En 19 salidas del 5 de agosto al 19 de septiembre, Watson permitió seis jonrones en 17 1/3 entradas y tuvo efectividad de 5.19. Los Piratas necesitan que él mejore para mantener en pie su estructura de bullpen.

Mención de honor

Azulejos de Toronto: Los Azulejos recibieron muchas nominaciones entre los 10 mejores de parte de los evaluadores dada la presencia del cerrador Roberto Osuna. La pérdida de Brett Cecil podría lastimarle.

Marlins de Miami: Los grandes planes del dueño Jeffrey Loria eran firmar a Chapman o a Jansen. Pero cuando eso no ocurrió, probablemente hubo algunos ejecutivos de los Marlins que se sintieron aliviados, quienes lograron evitar otro elemento de gran atracción. Los Marlins añadieron a Brad Ziegler y Junichi Tazawa para servir de preparadores del cerrador A.J. Ramos, y Miami ya tiene a Kyle Barraclough, quien logró 113 ponches y permitió apenas 45 hits (un cuadrangular) en 72 2/3 entradas la pasada temporada.

Reales de Kansas City: Kelvin Herrera asumirá el rol de cerrador de Kansas City, y los Reales necesitan una temporada de recuperación en la actuación de Joakim Soria.

Marineros de Seattle: El surgimiento de Edwin Díaz la pasada temporada convirtió el cuerpo de relevistas de Seattle en uno mucho más peligroso. Díaz y Steve Cishek lograron 164 ponches en 115 2/3 entradas la pasada temporada.

Mets de Nueva York: Ellos tuvieron un fuerte 2016, pero todavía no está claro por cuánto tiempo estarán los Mets del 2017 sin su cerrador Jeurys Familia luego de su incidente de violencia doméstica.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


TORONTO - La caminata desde el camerino de los visitantes hasta el cuarto donde se llevan a cabo las conferencias de prensa es de unas 100 yardas, pero luego de dirigir un partido de postemporada en una forma que nunca antes se había intentado, el manager de los Indios Terry Francona optó por utilizar un carrito de golf. Él se merecía el respiro, luego de ver como la sangre de su lanzador abridor caía a borbotones sobre la goma de lanzar en lo que puede ser catalogad como el peor escenario posible, luego de haber doblado su cantidad usual de goma de mascar durante un partido, unas 75 a 80 piezas, luego de seis cambios de lanzador, y luego que Cleveland se colocara a una victoria de llegar a la Serie Mundial tras la victoria 4-2 sobre los Azulejos en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

"Se lució con su forma de dirigir", dijo Chris Antonetti, el presidente de los Indios, parado en la entrada del camerino de Cleveland.

Todo el trabajo que Francona hizo aquí el lunes comenzó con franqueza 3 1/2 días antes, cuando los Indios se enteraron del accidente de Trevor Bauer con un dron apenas 90 minutos antes que Cleveland tuviese que someter su roster para la SCLA. Al final, cuando su resumé esté completo para una exaltación al Salón de la Fama que parece inevitable para Francona - que incluye la victoria que rompió una maldición para Boston en la Serie Mundial en 2004, el segundo campeonato de los Medias Rojas en 2007, la clasificación de los Indios a playoffs en 2013 y lo que sea que le siga luego de esto - este partido podría representar el pináculo de su trabajo como manager. Esta fue una noche en la que la habilidad de Francona de conectar con sus jugadores se mezcló con su entendimiento de cómo balancear una necesidad desesperada con estrategias de juego.

De acuerdo al Elias Sports Bureau, los Indios se convirtieron en el primer equipo en la historia de la postemporada en jugar un partido en el que ninguno de sus lanzadores trabajó al menos dos entradas.

La lucha comenzó temprano el viernes en la mañana, con su sonido del celular de Francona. A las 8:30 a.m., Antonetti se enteró de la lesión de Bauer, e inmediatamente llamó a Francona. Hubo una evaluación inicial de la situación de Bauer, y los Indios se enteraron que era posible que el derecho pudiese hacer su salida a pesar de lo asquerosa que lucía la cortadura en el dedo meñique de su mano derecha. Así que los Indios añadieron otro lanzador a su roster, el chico de 24 años Ryan Merritt, quien solo tenía una salida en su carrera en Grandes Ligas.

Francona ya había perdido a Carlos Carrasco, su segundo abridor, y a Danny Salazar, su tercer abridor, y ahora Bauer, su tercer mejor lanzador saludable, tenía un estatus cuestionable, aunque había algún nivel de confianza de que estuviera bien para su salida del lunes.

El cuerpo de entrenadores de los Indios esbozó dos caminos paralelos para el Juego 3. Si Bauer estaba bien y lograba llegar a las entradas del medio, entonces Corey Kluber podría trabajar con descanso regular. Pero si la herida de Bauer se abría y comenzaba a sangrar, entonces tendrían que depender grandemente del bullpen, y entonces Kluber sería colocado para el Juego 4, con Merritt pautado para el Juego 5.

Bauer se sintió bien en su preparación pre juego, mirando en ocasiones al dedo, lo que le dio confianza. Pero mientras iba trabajando contra el cuarto bateador del partido, Troy Tulowitzki, Bauer sintió algo en su dedo anular, y miró hacia abajo. Sangre, en grandes cantidades. Francona dijo que incluso antes de que el oficial del plato Brian Gorman le dijera que Bauer tenía que salir del juego, él sabía que iba a necesitar un relevista tan pronto como vio que la sangre había comenzar a salpicar la goma de lanzar.

Francona se volteó y le hizo una señal a su coach de lanzadores, Mickey Callaway, para pedir el cambio de lanzador. Y comenzó el desfile de relevistas de Cleveland. El derecho Dan Otero fue el primero en salir del bullpen, y se enfrentó a seis bateadores. Jeff Manship le siguió a Otero, laborando con cinco rivales. Zach McAllister trabajó con cuatro bateadores, retirando a tres. Los Indios se habían ido al frente en la primera entrada y el partido estaba cerrado, así que Francona quería tratar de ganar pero limitando en cierto grado el uso de sus relevistas, sabiendo que podía necesitarlos más en los Juegos 4 y 5 debido al agotamiento en su rotación. En el caso de cada relevista, según dijo luego Antonetti, la elección se tomó utilizando algo de lógica - el pareo ante un cierto número de bateadores, sus fortalezas contra sus debilidades. Ningún relevista de Cleveland hizo más de 28 lanzamientos.

"Esa no era la manera en que lo pensamos", dijo luego Francona. "Pero tengo que decir que este ha sido uno de los mejores trabajos de bullpen que jamás haya visto. Quiero decir, comenzando con Otero a Manship a McAllister a [Bryan] Shaw, si alguien hubiese flaqueado, probablemente hubiésemos perdido. Y todos hicieron sus lanzamientos, ante bateadores realmente buenos".

Shaw le siguió a McAllister, lanzando rectas en las altas 90 mph, y Jason Kipnis conectó cuadrangular para darle ventaja a los Indios en la parte alta de la sexta entrada. Cody Allen, el cerrador de los Indios, fue traído a lanzar en la parte baja de la séptima. Francona eligió invertir a Allen y Miller, porque a medida que seguían pasando las entradas y la alineación de Toronto volvía a comenzar en la séptima, la ristra de bateadores derechos estaba por venir al plato. Allen le tiró a seis bateadores, incluyendo a los cuatro derechos en la parte superior de la alineación: José Bautista, Josh Donaldson, Edwin Encarnación y Troy Tulowitzki. Entonces Miller entró con dos outs en la octava y le tocó enfrentarse a la parte interior de la alineación de los Azulejos, con sus zurdos, y Miller lanzó slider tras slider hasta que Darwin Barney conectó rodado para acabar el partido.

Terry Francona
AP Photo/Charlie RiedelTerry Francona utilizó seis relevistas diferentes para las últimas 8 1/3 entradas -- incluyendo al cerrador Cody Allen en la séptima y octava entradas -- y ninguno de ellos hizo más de 28 lanzamientos.
Cuando Mike Napoli atrapó el último out en un tiro de Kipnis y Francona levantó su puño, no le tomó mucho tiempo a Francona comenzar a enfocarse en el siguiente partido, el Juego 4 de hoy. Lo que los Indios necesitan hacer, dijo poco después del Juego 3, era mantener el mismo enfoque, hacer las cosas como siempre las han hecho.

Francona terminó su conferencia de prensa post juego, y se montó en el carrito de golf, y bajó las escaleras, pasándole a Nelson Pérez, el entrenador asistente de fortaleza y acondicionamiento físico del equipo. "Te veo mañana, Nellie", le dijo Francona, y el manager entró a su oficina a reunirse con sus entrenadores.

Del departamento de Estadísticas e Información de ESPN: El lues fue el sexto juego en esta temporada (temporada regular y playoffs) en el que un abridor de los Indios falló en terminar la segunda entrada. Cleveland tiene marca de 4-2 en esos partidos, y su bullpen tiene efectividad de 2.25 ERA en 48 entradas.

Y Andrew Miller sigue redefiniendo la palabra "dominante".

De Elias: Miller tiene 20 ponches en nueve entradas en esta postemporada. Ningún otro lanzador en la historia de las Grandes Ligas ha producido al menos 20 ponches en sus primeros 27 outs en una postemporada. El mayor total anterior era de 17 ponches, logrado en tres ocasiones (Bob Gibson en 1968, Kevin Brown en 1998 y Jacob deGrom el año pasado).

Mientras tanto, la racha de seis victorias en fila de los Indios comenzando una postemporada los ubica empatados con los Orioles de 1970 en el cuarto puesto en la lista de todos los tiempos, detrás de los Reales de 2014 (8), Rockies de 2007 (7) y Rojos de 1976 (7).

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.