Getty ImagesEl primera base Logan Morrison está entre los agentes libres que aún desconocen si tendrán contrato antes del inicio de la temporada regular.
FT. MYERS, Fla. -- Un agente hizo una pausa para considerar la lista de los varios peloteros de Grandes Ligas sin firmar contrato.

"Algunos de estos tipos van a ser abosultamente destruidos", dijo el agente.

Lo que el agente quiso decir es que jugadores sólidos y establecidos, eventualmente serán forzados a aceptar acuerdos con términos desfavorables, por mucho menos de lo que esperaba recibir cuando llegaron a la agencia libre el otoño pasado -quizá la mitad de lo que anticipaban, quizá menos.

Logan Morrison tuvo la mejor temporada de su carrera el año pasado con 38 jonrones, promedio de embase de .353 y un OPS+ Ajustado de 135 y el mes pasado, amigos cercanos indicaron que Morrison no tenía ofertas en puerta.

Eso podría cambiar ahora que Eric Hosmer eligió a su próximo patrón y quizá eso abra la oportunidad para Morrison en Kansas City o en otro lugar.

Podría ser que Morrison y otros peloteros terminen por conformarse pero eso es probablemente preferible que una alternativa disponible para todos los jugadores aún sin firmar: simplemente esperar, quizá, hasta el inicio de la temporada, para ver si lesiones o problemas de desempeño motivan a los equipos a hacer contrataciones de forma agresiva.

Si Morrison llega hasta abril como agente libre, es concebible que un equipo contendiente quizá pierda a un primera base por una fractura en la mano o de la muñeca y volteen a ver a Morrison con mucha desesperación, lo que le daría al primera base ventaja para negociar.

Sin embargo, la historia reciente sugiere que los peloteros que siguen la estrategia de esperar y esperar y esperar para firmar un contrato batallan cuando saltan al diamante. Esto es especialmente común entre los jugadores de posición.

"(Los jugadores de posición) se retrasan y en realidad, nunca se emparejan", señaló otro agente.

Kendrick Morales y Stephen Drew, 2014. Ambos rechazaron ofertas calificadas de $14.1 millones el otoño anterior, de los Marineros de Seattle y Medias Rojas de Boston, respectivamente, y cuando no se materializaron los acuerdos viables la primavera siguiente, no fueron contratados para el inicio de la campaña regular, liberándolos de compensaciones de selecciones colegiales.

Sin embargo, luego de que firmaron, cerca del primer tercio del calendario regular, ambos realmente batallaron. Morales conectó un jonrón en 162 viajes a la caja de bateo para los Mellizos de Minnesota mientras bateaba para .234 antes de ser negociado de regreso a los Marineros. Entonces, bateó para .207 en 59 juegos con Seattle. Morales firmó un contrato por dos años con los Reales de Kansas City antes de la temporada 2015 por $15.5 millones.

Drew regresó a los Medias Rojas por $10.1 millones, tuvo problemas ofensivamente y fue cambiado a los Yankees de Nueva York. Bateó para .162 en 300 turnos en 2014 y ha ganado un total de $11.5 millones en tres campañas desde entonces.

- Tim Lincecum, 2016. Firmo en mayo de 2016, por el mínimo, y permitió 68 hits en 38.5 entradas con los Angelinos de Anaheim con efectividad de 9.16.

Getty ImagesEl primera base Logan Morrison está entre los agentes libres que aún desconocen si tendrán contrato antes del inicio de la temporada regular.

Johnny Damon, 2012. Firmó con los Indios de Cleveland el 17 de abril, jugó su primer partido en las Mayores el 2 de mayo y realmente nunca le pegó bien a la pelota. Un imparable el 24 de julio subió su promedio de bateo al nivel más alto de la campaña con .236 y Damon fue cortado dos semanas más tarde.

Roy Oswalt, 2012. El longevo lanzador derecho de los Astros de Houston siguió el plan de Pedro Martínez y Roger Clemens de esperar hasta después del inicio de la temporada para firmar su contrato. Llegó a un acuerdo con los Rangers de Texas el 29 de marzo antes de hacer su debut el 22 de junio. Tuvo unefectividad de 6.49 luego de seis salidas y fue sacado de la rotación.

Hay más ejemplos de peloteros que tomaron un acuerdo imperfecto en febrero o marzo, jugaron bien y aprovecharon ese desempeño para sacar un buen contrato el otoño siguiente.

En la primavera de 2014, al mismo tiempo que Morales y Drew decidieron esperar, Nelson Cruz, quien también rechazó una oferta calificada de $14.1 millones, firmó un contrato por un año y $8 millones con los Orioles de Baltimore el 22 de febrero.

Cruz tuvo el beneficio de participar en todo el entrenamiento de primavera y completar su preparación y cuando la campaña comenzó, Cruz floreció.

Tras ser líder de la liga con 40 jonrones, Cruz regresó al mercado y se hizo de un contrato por cuatro años y $57 millones con los Marineros.

Mientras algunos peloteros sin contrato consideran sus opciones, probablemente estén mejor firmando un mal contrato y participando en el campamento de primavera que retrasándose en su preparación y desempeño y poniendo en riesgo su estatus para 2019.

Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Jason Miller/Getty Images
El Chief Wahoo pronto desaparecerá de los uniformes de los Indios de Cleveland, pero la caricatura podría ser más prominente que nunca en Progressive Field, en los jerseys y sombreros de los fanáticos enojados por la decisión de abandonar el logo, que es visto como tradicional por sus partidarios y descaradamente racista por otros. Debido a toda la conversación y la controversia, este promete ser el verano del Chief Wahoo.

Esto distraerá la gran pregunta que se cierne sobre la franquicia de los Indios: la cuestión de cuánto tiempo el mercado puede mantener un equipo competitivo. La viabilidad del béisbol en Cleveland está en juego.

Los Indios entrarán a esta temporada como favoritos para ganar la División Central de la Liga Americana, que parece ser la más débil de las seis divisiones de MLB. Cleveland ganó 102 juegos la campaña pasada, incluyendo 22 consecutivos en una racha que fue la comidilla del béisbol, antes de que fueran eliminados por los Yankees de Nueva York en la Serie de División de la Liga Americana. La alineación de Terry Francona nuevamente incluirá a los candidatos al JMV José Ramírez y Francisco Lindor, así como a toda la rotación y la mayor parte del bullpen. El primera base Carlos Santana, el jardinero central Austin Jackson y los relevistas Bryan Shaw y Joe Smith partieron como agentes libres, pero los Indios formarán principalmente el mismo equipo.

Sin embargo, para los ejecutivos de otros equipos, la inacción de los Indios este invierno ha sido un signo revelador de lo que se vislumbra en el horizonte. La única jugada notable de Cleveland fue la contratación del primera base Yonder Alonso en un modesto contrato de dos años.

"No están gastando, y eso probablemente significa que sienten que están sobre extendidos [financieramente]", dijo el vicepresidente de un equipo.

El invierno pasado, la propiedad de los Indios sorprendió a la industria y se extendió para firmar al toletero Edwin Encarnación con un contrato de tres años y $ 60 millones. Hubo otras movidas, también, para mejorar a un equipo que jugó hasta la décima entrada del Juego 7 de la Serie Mundial, y la nómina de los Indios aumentó de $ 97 millones en 2016 a $ 124 millones en 2017.

La asistencia promedio anual de los Indios en la temporada regular aumentó, pero en relación con el resto del béisbol, Cleveland se rezagó nuevamente.

2012: 19,797 (Clasificada 29no)
2013: 19,661 (28vo)
2014: 18,428 (29no)
2015: 17,806 (29no)
2016: 19,650 (28vo)
2017: 25,285 (22do)

El desafío de los Indios para mantener un equipo competitivo crecerá en los próximos años. Sus mejores relevistas, Miller y Allen, serán agentes libres este otoño, y es difícil imaginar que los Indios compitan con éxito por cualquiera de los dos.

Ramírez firmó un trato amistoso con el equipo, pero Lindor rechazó una oferta de extensión, y será elegible para el arbitraje el próximo invierno. Kluber, Carlos Carrasco y Danny Salazar están todos bajo contrato durante los próximos años, pero debido a que cada uno de los jugadores principales bajo contrato se volverá más caro, y porque los Indios podrían reducir su nómina de la marca máxima de 2017, Cleveland podría no tener mucho para gastar en las otras partes de su equipo.

Muy pronto entonces, tal vez después de la temporada 2018, la oficina principal de los Indios podría enfrentar el mismo tipo de desafío al que se enfrentaron los Piratas de Pittsburgh: si los Indios no creen que el equipo sea lo suficientemente bueno para ganar más de 90 juegos y contender para un campeonato, ¿cuándo es el momento adecuado para vender activos de alto precio y posicionar mejor al equipo para el futuro? (Y los Piratas canjearon a Gerrit Cole dos años antes de la agencia libre y a Andrew McCutchen con un año más de contrato).

Cuando se inauguró el estadio de béisbol de los Indios (como Jacobs Field), el equipo vendía todas las capacidades a diario.

Con esa historia, podría haber dudas para los propietarios en años recientes acerca de si el equipo podría ser un gran desafío otra vez en las circunstancias correctas: un gran equipo con jugadores dignificables y esperanzas legítimas de campeonato.

La oficina central y los propietarios de los Indios controlaron todas esas casillas, promocionaron agresivamente al equipo, atrajeron grandes ratings de televisión local, y el equipo todavía no se ha acercado a un promedio de 30,000 personas en asistencia.

Los Cleveland Cavaliers de la NBA eson más populares, tal vez ganando una parte del gasto discrecional de dólares en un área fuertemente afectada por las condiciones económicas en los últimos 20 años. Es posible que el éxito de los Cavs haya sacado algunos ingresos de los Indios.

Pero podría hacer un caso razonable, basado en el viaje de los Indios en los últimos años, de que la popularidad y comerciabilidad del béisbol en Cleveland está tan cerca de ser completamente definido como lo está en el momento en que Francona es mánager de los Indios. Podría ser que un fichaje como Encarnación, o un canje por Miller en medio de una campaña por el campeonato, no aumente la asistencia al grado en que los Indios puedan justificar racionalmente empujar su nómina de un pequeño presupuesto a un presupuesto de nivel medio.

Las quejas por el fallecimiento del Chief Wahoo parecen ser las más ruidosas. Pero no serán el desarrollo más importante para una franquicia histórica en medio de un momento muy crítico de su historia.

Los Indios han ganado la mayor cantidad de juegos en la Liga Americana en los últimos cinco años: 454, 22 más que el equipo más cercano, los Medias Rojas de Boston (432). El verano pasado, presentaron la defensa de su campeonato con jugadores dinámicos como Lindor y Ramírez, el as de Cy Young Corey Kluber y las estrellas de relevo Andrew Miller y Cody Allen, de hecho, un sólido elenco de apoyo. La racha ganadora generó un gran interés y ventas sin escalas.

Sin embargo, al final, los Padres de San Diego atrajeron más que los Indios. Lo mismo hicieron los Mellizos de Minnesota, los Tigres de Detroit, los Diamondbacks de Arizona y otros 17 equipos.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Giancarlo Stanton and Aaron Judge
AP Photo/Alan DiazLa fantasía está a punto de convertirse en realidad en el Bronx. Estas son las decisiones más fascinantes que los mánager deben tomar antes de que comience la temporada.

En la época en la cual Joe Torre era manager de los Yankees, en ocasiones le gustaba jugar con varias alineaciones posibles, escribiéndolas en una hoja de papel. No lo hacía necesariamente en una tarjeta de alineaciones. Bien podía ser en una servilleta, en el reverso de un sobre o en una libreta. Al igual que un estudiante de cálculo intentando resolver una ecuación, Torre quería entender la forma cómo se veía: la forma en la cual encajaban y equilibraban, en cuanto a sus debilidades y fortalezas.

Alex Cora y Aaron Boone, probablemente, han hecho el mismo ejercicio durante los últimos meses, mientras se preparan para asumir las riendas de los Medias Rojas y Yankees, respectivamente. Lo mismo podría decirse de estrategas más experimentados, como Joe Maddon, Craig Counsell y Bruce Bochy.

Muy pronto, comenzarán a llenar verdaderas tarjetas de alineación, ahora que estamos a cerca de un mes del inicio de la temporada de exhibición. Los órdenes ofensivos cambian más que nunca en la presente era y, en muchas ocasiones, dichos cambios son forjados por los consejos (u órdenes) de las gerencias, de acuerdo con los enfrentamientos de ese día, fortalezas y debilidades del pitcheo, rachas calientes o frías de los miembros del orden, lesiones. La alineación bien pensada y armada del miércoles bien podría ser un recuerdo en la tarde del jueves.

Aquí tenemos algunos de los dilemas más interesantes en cuanto a alineaciones probables en las Grandes Ligas.

1. ¿Dónde Boone colocará a Aaron Judge y Giancarlo Stanton dentro de la alineación de los Yankees?

El pasado otoño, escribí con respecto a la lógica de contar con Judge como primer bate, debido a su alto porcentaje de embase y el hecho que podría contar con cerca de 20 apariciones al plato adicionales durante el transcurso de la temporada. Sin embargo, ponerlo a encabezar la alineación también implicaría tener aproximadamente el 20 por ciento de sus apariciones al plato sin oportunidad de tener a alguien en circulación. Judge y Stanton podrían batear en puestos consecutivos, bien como segundo y tercer bates, o tercero y cuarto. No obstante, eso crearía la oportunidad para un mánager rival de colocar en la lomita a pitchers diestros con buenas sliders, lo cual ha sido un reto para Judge y Stanton en el pasado. Por ende, Boone podría inclinarse en colocar a un bateador zurdo entre Judge y Stanton (quizás Greg Bird, o bien sería Didi Gregorious) para así colocarle una carga adicional a cualquier rival que desee mantener a un buen lanzador diestro para enfrentarse a Judge y Stanton.

2. ¿Quién será el segundo bate de los Gigantes?

En una división en la cual San Francisco se enfrenta a los zurdos Clayton Kershaw, Robbie Ray, Alex Wood, Patrick Corbin y otros, los Gigantes en ocasiones han debido salir a la batalla con una alineación recargada con bates zurdos. La adición de los toleteros diestros Evan Longoria, Andrew McCutchen y Austin Jackson cambia esa situación; y las alteraciones estarán en juego en el propio Día Inaugural, cuando San Francisco se enfrente a Kershaw.

Ahora bien, Bochy debe decidir cómo colocarlos dentro de la alineación. McCutchen bateará cerca del primer puesto, obviamente, y considerando la falta de velocidad de Buster Posey, se puede pensar que McCutchen será tercer bate y Posey cuarto. Jackson podría ser el primer bate contra los zurdos.

Bochy bien quisiera colocar a un bateador zurdo a fin de romper la cadena de toleteros diestros. Dado el hecho que el estratega siempre ha percibido a Brandon Crawford principalmente como productor de carreras, Crawford podría batear como quinto o sexto. Eso deja a Joe Panik o Brandon Belt como posibles segundos bates, y ambos son buenos toleteros con un OBP sólido.

Al final, todo podría depender de quién tenga un madero encendido. Si es Panik, podría quedar segundo, con Belt de séptimo, o viceversa.

3. ¿Dónde quedará Mike Trout en la alineación de los Angelinos?

Los Angelinos han mejorado sustancialmente la profundidad de su alineación con la llegada del segunda base Ian Kinsler y el antesalista Zack Cozart, al igual que Justin Upton. Kinsler ha sido primer bate durante gran parte de su carrera y bien podría tener este rol en Anaheim.

Tras la incorporación de Upton durante la pasada temporada, el manager Mike Scioscia utilizó a Trout como segundo bate, con Upton detrás de él, presentando así una amenaza a los lanzadores rivales. Obviamente, eso significará que los Angelinos tendrán como titulares a una cadena de bateadores diestros, por lo cual Scioscia podría utilizar a Kole Cahoun, quien batea a la zurda, como cuarto bate, con Cozart, Albert Pujols y quizás al zurdo Shohei Ohtani bajo algún esquema.

Sin embargo, Trout podría quedar como segundo madero, puesto en el cual cada vez más equipos parecen colocar a armas potentes dentro de sus órdenes ofensivos, contrario al uso prehistórico de ese puesto, destinado a hombres con destrezas para tocar la bola.

4. ¿Quién será el cuarto bate de los Medias Rojas?

Parece que Boston ya tiene tres puestos definidos. Mookie Betts se ha establecido como el primer bate indiscutible, puesto en el cual su habilidad de embasarse y su velocidad pueden ser bien utilizadas. Andrew Benintendi, bateador zurdo, seguirá a Betts, quien batea a la diestra. Si los Medias Rojas firman a J.D. Martínez, lo cual es esperado por varios ejecutivos rivales, a juzgar por el interés limitado en ofrecer sumas sustanciales a Martínez en el mercado de este invierno, es muy probable que termine como tercer bate. Tras él, Cora podría colocar al jugador que esté más encendido, bien sea Hanley Ramírez, el talentoso antesalista Rafael Devers o incluso el mismo Dustin Pedroia, a su regreso tras someterse a una cirugía en su rodilla.

5. ¿Quién será el primer bate de los Cachorros?

Como bien dijo aquella legendaria banda de los 70 Talking Heads, "Todo seguirá igual". En la pasada temporada, Maddon utilizó más de media docena de toleteros en el primer puesto de la alineación, comenzando la campaña con Kyle Schwarber y luego sustituyéndolo con una serie de peloteros, desde Jon Jay, pasando por Ben Zobrist y (de forma memorable) Anthony Rizzo, quien bateó para .300 en 14 partidos como primer madero. Los primeros bates de los Cachorros fueron mediocres, sin medias tintas: Quedaron empatados en el puesto 16 de las Mayores en carreras y en el 18 en OBP, con .324.

Parece que Maddon ya tiene definidos sus puestos 2, 3 y 4, con Bryant, quien batea a la diestra, Rizzo, quien lo hace a la zurda y el derecho Willson Contreras. Los Cachorros jugaron su mejor pelota durante la pasada campaña cuando este trío se mantuvo encendido durante el mes de agosto.

Eso le deja a Maddon la misma serie de opciones a la hora de escoger un primer bate: Schwarber, quien se ha dedicado a perder peso durante la temporada baja para así demostrar que es una opción viable como jardinero izquierdo; Jason Hewyard, quien tuvo porcentaje de embase de .326 durante la pasada zafra; los jugadores del cuadro Javier Báez o Addison Russell; o el jardinero central del día, bien sea Albert Almora Jr. o Ian Happ, o quizás el mismo Zobrist, si se recupera de su difícil 2017.

Parece inevitable que Maddon considerará nuevamente a Schwarber, por su capacidad de negociar boletos. Sin embargo, deberá batear un poco más a fin que esto suceda; y bien, desde principios de la temporada, Maddon podría decantarse por proteger a Schwarber de la presión que conlleva el puesto de primer bate y darle la oportunidad de tener cierto éxito sostenido a principios de la campaña.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Theo
Winslow Townson-USA TODAY SportsEl gerente general de los Cachorros, Theo Epstein, logró con su gestión que el equipo rompiera una sequía de títulos de 108 años.
Cuando el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, tiene una idea para un intercambio, uno de sus empleados relató el otro día, esperará días antes de plantear el concepto con el otro equipo. Mientras tanto, él y su equipo deliberarán sobre todos los lados de la posible propuesta, evaluando y reevaluando, como geólogos que giran y estudian cada milímetro de una roca.

Solo después de que haya recibido una educación completa sobre el valor involucrado, hará la llamada, totalmente armado para discutir lo que quiere sacar del trato, y preparado para anticipar lo que el otro tipo podría querer. Después de dos décadas de dirigir a los Yankees, Cashman tiende a no ser reflexivo o reactivo, si es que alguna vez lo fue. Sus muchos años de experiencia, los fracasos y los éxitos, lo han hecho mejor. Lo mismo se dice de dos de sus compañeros del gran mercado, Theo Epstein de los Cachorros y Andrew Friedman de los Dodgers.

Muchos factores han contribuido al estancamiento del mercado invernal, desde el impacto del umbral del impuesto al lujo hasta la creciente tendencia de los equipos que optaron por ser realmente malos en lugar de meramente mediocres (es decir, tanking). Otra es que tres de los equipos con mayores recursos (los Dodgers, los Cachorros y los Yankees) son administrados por ejecutivos de operaciones de béisbol dedicados a la eficiencia.

Este trío de equipos que gastan grandes cantidades podría estar entre los clubes con menos posibilidades de hacer compras impulsivas en la línea de la firma de Albert Pujols por 10 años de parte de los Angelinos, un contrato creado por el dueño Arte Moreno en aproximadamente 48 horas, o en la forma en que George Steinbrenner solía negociar con los jugadores que le gustaban.

Trabajando independientemente de su oficina para firmar con David Wells y Gary Sheffield, él impetuosamente garabateó los términos de las servilletas, porque podía.

Los jugadores y su sindicato se beneficiarían de algunos derrochadores temerarios en este momento, especialmente en la parte superior de la cadena alimentaria del béisbol. Pero no es así como operan Epstein, Friedman y Cashman.

"Cada uno de ellos tuvo mucho éxito", dijo uno de sus pares en el lado de la administración. "Las herramientas que usan son aún más nítidas. Intentan analizar y cuantificar, y observan cosas como las tendencias del envejecimiento. Y luego está la disciplina que se requiere".

Sí, los fanáticos se emocionan, los miembros de los medios critican y engatusan, y los propietarios pueden empujar y empujar según los comentarios que reciben de sus amigos. Friedman, Cashman y Epstein han construido botones mudos sobre ese tipo de cosas, dijo el colega, y tienden a ignorarlo.

Considere la situación de los Dodgers con Zack Greinke, dijo el ejecutivo. En el otoño de 2015, Greinke llegó a la agencia libre después de una temporada calibre Cy Young, y los Dodgers ofrecieron un contrato por cinco años, por un contrato en el rango de los $ 150 millones. Él lo desestimó y luego esperó. Y los Dodgers esperaron. Y esperaron.

Cuando Friedman estaba con los Tampa Bay Rays, se vio obligado por las circunstancias a no considerar jugadores tan costosos como Greinke. Tenía que trabajar desde el otro lado del menú de temporada baja, esas áreas donde tenía que identificar las inversiones más apropiadas.

"Andrew estableció un valor específico a aquello con lo que se sentía cómodo en esas negociaciones [de Greinke]", recordó un ejecutivo. "No iba a ir más allá de eso".

Con Greinke sin contrato y colgando en el mercado, los Diamondbacks se abalanzaron y rápidamente lograron un acuerdo por seis años y $ 206.5 millones, otro ejemplo clásico de un impetuoso contrato negociado a nivel de propiedad. En los días posteriores a la mudanza, los Dodgers y Friedman absorbieron muchas críticas negativas por permitir que un gran lanzador se escapara (incluso de este escritor), a pesar del poder adquisitivo de la franquicia. Greinke está a punto de ingresar en el año 3 del contrato y, según el evaluador, es evidente que Friedman hizo absolutamente la decisión correcta al no competir con la oferta de los D-backs.

Los contratos a largo plazo con agentes libres veteranos, dijo el evaluador, "son, en el mejor de los casos, un resultado del 50-50 para los equipos. Pueden ser realmente dañinos, y tener la flexibilidad [financiera] es realmente importante mientras que estás tratando de armar un roster".

Los Yankees fueron criticados por cambiar a Justin Wilson a los Tigres por un par de prospectos, y uno de ellos fue Chad Green, ahora considerado como uno de los mejores relevistas del juego.

Los evaluadores también hicieron referencia a cómo Epstein, Friedman y Cashman han otorgado una alta prioridad a la creación de buenos sistemas de granja, para crear un flujo constante de jóvenes talentos que reduzca o incluso elimine la desesperación en la búsqueda de un cambio o un agente libre. Sí, los Dodgers probablemente podrían haber hecho un esfuerzo agresivo para conseguir a Giancarlo Stanton, plantarlo en el medio de su alineación, pero estaban preocupados por su desempeño en la parte final de su contrato de 10 años y $ 295 millones, lo que sería en 2025, 2026 o 2027. Los Dodgers ya tienen a Cody Bellinger, de 22 años, y Corey Seager, de 23, que anclarán su alineación. Los Cachorros tenían preocupaciones similares sobre el contrato de Stanton, y su alineación está llena de jugadores jóvenes que han reclutado, desarrollado o cambiado, desde Anthony Rizzo a Kris Bryant y Willson Contreras.

Kim Klement/USA Today SportsBrian Cashman y los Yankees saltaron para adquirir a Giancarlo Stanton cuando el precio era el correcto.
Debido a que los Yankees tienen acceso al bateador designado, no estaban tan preocupados por tener un lugar de aterrizaje para Stanton más adelante en su carrera. "Y no tuvieron que renunciar a ninguno de sus prospectos de élite para atraparlo", dijo un gerente general. "Esperaron hasta que el precio bajó a $ 243 millones, en lugar de $ 300 millones. Parece extraño, pero se convirtió en un valor para ellos, y todavía tienen sus prospectos".

No todos los acuerdos funcionan. Cuando Epstein estaba con los Medias Rojas, bromeaba sobre sus propios intentos fallidos de encontrar una solución a largo plazo en el campocorto para Boston. Dos años después del contrato de ocho años y $ 184 millones de Jason Heyward, que parece ser un error porque su hermético juego defensivo no ha compensado por completo sus problemas ofensivos. Cashman aconsejó a los dueños de los Yankees que dejaran ir a Alex Rodríguez en el otoño de 2007, en lugar de darle el contrato de 10 años y $ 275 millones, pero Cashman presionó para que se firmara al jardinero Jacoby Ellsbury, quien ahora es peso muerto en Nueva York con tres años restantes en su contrato. Es posible que al jugar su mano de manera conservadora, Friedman haya pasado a jugadores que podrían haber sido los que hicieron diferencias para los Dodgers, un equipo tan cerca de ganar su primer título desde 1988. Todos los que manejan un equipo lo suficiente harán tratos --o no- que funcionarán en contra de ellos; esa es la naturaleza de la competencia.

Pero Friedman, Cashman y Epstein trabajan cuidadosamente para mejorar. Cuando Epstein asumió el control de los Cachorros, comenzó una conversación interna con esta premisa: querían ser los mejores en todo. En la adquisición y el desarrollo de talentos, por supuesto, pero también en ayudar a los jugadores a hacer que sus familias estén más cómodas, ayudándoles a pasar de un nivel a otro sin problemas. Los Cachorros buscaban ser los mejores en nutrición, en el diseño y la construcción de un nuevo clubhouse, en sus prácticas médicas.

Parte de la sabiduría convencional acerca de la desaceleración del mercado este invierno es que los Yankees y los Dodgers se están preparando para un derroche gigantesco en la agencia libre a finales de este año, después de que Bryce Harper y Manny Machado golpeen el mercado. Al trabajar para estar por debajo del umbral de impuestos de lujo este invierno, los Dodgers y los Yankees podrían reducir su exposición a penalizaciones si firman a los jugadores más caros el próximo invierno.

Pero si se está asumiendo que Friedman o Cashman empujarán a sus respectivos equipos a acuerdos de más de $ 300 millones con un Harper o Machado, entonces no han estado prestando atención, dicen los funcionarios rivales. "Esos tipos no están conectados de esa manera", dijo un evaluador de la Liga Nacional. "Ellos han sido mordidos en algunos de esos tipos de ofertas. No los veo haciéndolo de nuevo.

"¿Realmente sabemos quiénes serán los mejores jugadores de béisbol en cinco años? [Mike] Trout, tal vez Machado. Pero hay muchas cosas que no sabemos, y es por eso que esas ofertas conllevan un gran riesgo".

Los Cachorros probablemente podrían usar Arrieta en 2018, pero no parecen estar interesados en fichar al lanzador derecho si eso significa darle un monstruoso contrato de seis años; en cambio, se han centrado en opciones menos costosas, como Tyler Chatwood (que firmó un contrato de tres años y $ 38 millones) y Alex Cobb (que sigue sin firmar).

Mucho de lo que está sucediendo en el mercado ahora es sobre gestión de riesgos, e incluso los ejecutivos que probablemente podrían asumir más riesgos que cualquier otra persona (Epstein, Friedman, Cashman) continúan dedicándose diligentemente a hacer una evaluación adecuada, respaldados por grupos de propiedad que confían en ellos.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Javier Baez, Mookie Betts, Noah Syndergaard
ESPN Illustration
Recientemente, Tom Verducci de la revista Sports Illustrated y el canal MLB Network dio su opinión con respecto al estancado mercado invernal, citando siete fuerzas que se han manifestado durante el presente invierno. Entre ellas, se encontraba el llamado "Canal del medio vacío". Escribió.

"Se ha convertido, mayoritariamente, en un deporte en el cual se toma una de dos opciones: O bien los equipos se sienten con plenas aspiraciones de llegar a la Serie Mundial o totalmente fuera del juego. Eso no es "hundirse intencionalmente". Es un sentido de negocios inteligente.

Claro que es hundirse de manera intencional, y eso ha ocurrido durante décadas en el mundo del deporte profesional, y también se trata de un sentido de negocios inteligente bajo las actuales reglas del béisbol en el caso de aquellos equipos que escogen ir por este camino. Las gerencias están estructurando sus rosters de Grandes Ligas y sus presupuestos a fin de perder, para así ascender en el orden del draft y tener acceso al mejor talento posible.

Esta fue la forma en la cual los Astros pudieron escoger desde los principales puestos del draft, tomando a peloteros de la calidad de Carlos Correa, Alex Bregman y Lance McCullers Jr. De la misma forma actuaron los Cachorros, asegurando los servicios de Kris Bryant, Kyle Schwarber y Albert Almora Jr.

Sin embargo, esto no es positivo para la calidad del producto que puede ofrecer el béisbol a su afición, debido a que desde un 25% hasta la tercera parte de los equipos de Grandes Ligas no son competitivos. Con topes negociados para las inversiones en jugadores amateur, los equipos no están dedicando el dinero adicional ahorrado con la nómina de Grandes Ligas para contratar talento internacional. Tampoco están acumulando efectivo para el draft y menos están rebajando los precios de sus entradas. De hecho, están metiendo todas esas ganancias en la alcancía (lo cual es su derecho, bajo las actuales reglas). Para ser decentes, podemos llamar este proceso "reconstrucción"; no obstante, sugerir algo distinto a que las gerencias están fracasando de manera intencional en el terreno sería poco sincero.

Esta práctica, hoy más omnipresente que nunca, está llevando al mundo del béisbol al borde de un abismo ético. Cada vez más, las gerencias están involucradas en el proceso de armar una alineación y de crear planes diarios de pitcheo. Por ende, la posibilidad que un ejecutivo u otro intente conducir su equipo a la derrota en un día específico es más grande que nunca. Un ejemplo, pueden seleccionar a un pitcher abridor que tenga las mayores probabilidades de caer derrotado.

Hubo en una ocasión un mánager que tomó decisiones con similares intenciones, apostando diariamente, esperando que uno de sus propios pitchers fracasara. He allí el por qué Pete Rose está vetado de por vida en el béisbol.

Si ustedes piensan que este concepto es ridículo, quizás no crean entonces que una organización buscaría cierta ventaja competitiva hackeando el sistema informático de otra (saludos, Cardenales), o utilizando los relojes inteligentes de hoy en día (Medias Rojas) o haciendo negociaciones por debajo de la cuerda (Bravos).

El hundirse de manera intencional representa un buen negocio para equipos individuales, bajo las reglas actuales de las Grandes Ligas. Sin embargo, es peligroso para la liga en general el tener equipos batallando por ser lo peor de lo peor, buscando tener una posición en el draft a fin de conseguir al próximo Strasburg, Harper, Correa o Bryant.

El año pasado, hubo tres equipos con más de 100 victorias y cuatro con al menos 97. Paul Hembekides de ESPN nos envió el siguiente apunte: Se han producido seis ocasiones en las cuales por lo menos cuatro equipos se han alzado con 97 triunfos (1977, 1985, 1998, 1999, 2002 y 2017).

Si profundizamos un poco más: En la temporada pasada, hubo cinco equipos con un diferencial de carreras de +150 o mejor (Indios, Yankees, Astros, Dodgers y Diamondbacks). Eso solo había ocurrido en una oportunidad durante la era moderna, en 1931. El año pasado, cuatro equipos contaron con un diferencial de carreras de 190+ o más. La última vez que esto había ocurrido fue en 1890.

Mientras tanto, como producto de la falta de gastos de ese grupo de equipos "irrelevantes" buscando quedar en el sótano de la pizarra, los gastos de nómina de toda la liga han decaído.

Incremento de nómina en Grandes Ligas por temporada:

2017 +4.9
2016 +3.9
2015 +8.7
2014 +8.2
2013 +5.9
2012 +7.0

La polarización que actualmente se ve en el béisbol se refleja en el ranking que presentamos a continuación de las 10 mejores unidades, con muchos equipos presentes de manera reiterada en la mayoría de las listas. Todo ello porque, en 2018, muchas gerencias están trabajando para construir súper equipos o equipos súper malos, porque allí se pueden conseguir mejores recompensas. Y esto representa todo un problema.

Las siguientes listas están basadas en la opinión de evaluadores alrededor de las Grandes Ligas, con el apoyo de Hembekides, Mark Simon y Sarah Langs.

10 mejores rotaciones

1. Nacionales de Washington: Max Scherzer y Stephen Strasburg son todos ases de élite, y opacan a sus compañeros Gio González y Tanner Roark.

2. Los Angeles Dodgers: El trabajo hecho por los Dodgers, en busca de flexibilidad y profundidad se extiende a su rotación. 10 pitchers en total sirvieron como abridores para los Dodgers la temporada pasada y ninguno de ellos lo hizo en más de 27 ocasiones. Apenas dos de sus abridores llegaron a los 175 innings de labor en las dos campañas más recientes y no más de ello. En parte, esto tiene que ver con las lesiones y, obviamente, también tiene que ver con la filosofía del club. Clayton Kershaw, Rich Hill y Alex Wood son un excelente grupo.

3. Indios de Cleveland: Corey Kluber y Carlos Carrasco son abridores de primer nivel; además, la mejoría de Trevor Bauer ha sido constante.

xFIP de Bauer
2013: 6.60
2014: 4.14
2015: 4.28
2016: 4.13
2017: 3.60

4. Astros de Houston: Con la adición de Gerrit Cole bien podrían erigirse con la mejor rotación del béisbol.

5. Mets de Nueva York: Los Mets aspiran que su nuevo manager Mickey Callaway y el coach de pitcheo Dave Eiland puedan ayudar a mejorar la cultura en una rotación llena de hombres necesitados de un año excepcional: Noah Syndergaard, Steven Matz y Zack Wheeler aspiran volver por sus fueros tras temporadas afectadas por las lesiones, y Matt Harvey necesita crear una plataforma para así lanzarse con éxito a la agencia libre. Este grupo está encabezado por Jacob deGrom y, por debajo de todos esos problemas, aún hay mucho talento.

6. Yankees de Nueva York: Los Yankees aún mantienen la intención de agregar un veterano más, dentro de una rotación que incluye a Luis Severino, Masahiro Tanaka, Sonny Gray, Jordan Montgomery y CC Sabathia.

7. Medias Rojas de Boston: Chris Sale fue el mejor lanzador en el béisbol durante gran parte de la temporada 2017, un excelente primer abridor. David Price será el comodín de los Medias Rojas debido a la situación que confronta su codo.

8. Arizona Diamondbacks: El ascenso de Robbie Ray ha incrementado la calidad de este grupo de manera excepcional.

9. Angelinos de Los Ángeles: Es probable que los Angelinos utilicen una rotación de seis lanzadores, ahora que Shohei Ohtani se ha unido a la previamente frágil colección de abridores del club. La profundidad podría convertirse en fortaleza por primera vez en años.

10. Gigantes de San Francisco: Madison Bumgarner se ha recuperado muy bien tras su accidente de motocicleta y podría totalizar entre 32 a 34 aperturas, lo cual cambia mucho las posibilidades.

Alineaciones

1. Astros: La mejor alineación joven en el béisbol puede mejorar, usando como experiencia el éxito obtenido la pasada zafra.

2. Yankees: Giancarlo Stanton se une a Aaron Judge. Será el espectáculo que todos querrán ver este verano.

3. Cachorros de Chicago: La mejoría de Willson Contreras transformó la ofensiva de Chicago en el mes previo a su lesión.

4. Rockies de Colorado: Comenzamos con Charlie Blackmon y Nolan Arenado, sumamos la altura e, inevitablemente, los Rockies se encontrarán en la cima o muy cerca de ella en el departamento de carreras anotadas en la Liga Nacional.

5. Diamondbacks: Arizona sigue buscando formas de mejorar. Sin embargo, aunque no lleguen a agregar otra pieza a su roster, deberán tener una alineación de gran calidad, armada en base a Paul Goldschmidt.

6. Cardenales de San Luis: Un compromiso a tiempo completo con Tommy Pham y la llegada de Marcell Ozuna le da a los Cardenales una importante mejoría.

7. Indios: La partida de Carlos Santana afecta. Sin embargo, este tuvo dificultades durante gran parte de la temporada anterior y los Indios quedaron en el tercer puesto en carreras anotadas en la Liga Americana con un lineup lleno de profundidad.

8. Filis de Filadelfia: Tendrán a Santana durante todo el año, junto a Rhys Hoskins. Maikel Franco se convertirá en el gran Factor X.

9. Marineros de Seattle: Jean Segura y Dee Gordon batearán en los primeros puestos de la alineación, seguidos por Robinson Canó, Nelson Cruz, Kyle Seager y Ryon Healy. Debería ser suficiente.

10. Dodgers: Contarán esta temporada con Chris Taylor y Cody Bellinger como parte de su alineación a diario.

Bullpen

1. Yankees: Otros equipos admiran la calidad y profundidad de este grupo, el cual será, de lejos, el mejor staff de relevistas en caso que Dellin Betances regrese a su plenitud de forma.

2. Dodgers: La partida de Brandon Morrow obviamente afectará; sin embargo, el recién adquirido Scott Alexander es un talento interesante para poner al lado del cerrador Kenley Jansen.

3. Nacionales: Cuanta diferencia hace un año. Sean Doolittle, Ryan Madson y Brandon Kintzler le darán a los Nacionales un grupo de muchísima calidad.

4. Medias Rojas: Alex Cora tendrá muchos brazos de poder antes del cerrador Craig Kimbrel, desde Carson Smith hasta Joe Kelly.

5. Piratas de Pittsburgh: Felipe Rivero se encuentra entre los mejores cerradores del béisbol, y si los Piratas entran en modo de vendedores durante la temporada regular, los equipos llamarán a su puerta.

6. Indios: Extrañarán a Bryan Shaw y probablemente requieran firmar a un diestro antes que arranquen los entrenamientos primaverales; sin embargo, cuentan con una muy buena base con Andrew Miller y Cody Allen.

7. Cachorros: Carl Edwards Jr. perdió por completo su zona de strike durante los playoffs tras una gran campaña regular, por lo cual, su desempeño será el más seguido de cerca en el campamento de los Cachorros.

8. Astros: El cerrador Ken Giles perdió su puesto al final de los playoffs de la Liga Americana. Sin embargo, el manager A.J. Hinch tiene muchas armas para escoger.

9. Angelinos: Este grupo ayudó a compensar las lesiones sufridas por su rotación la pasada temporada y Blake Parker emergió como cerrador a finales de la campaña.

10. Cerveceros de Milwaukee: El zurdo Josh Hader tuvo gran impacto combinado con el cerrador Corey Knebel la pasada zafra, con 68 ponches en 47 2/3 innings.

Defensivas

1. Angelinos: El campocorto Andrelton Simmons, el receptor Martín Maldonado y el jardinero central Mike Trout son la columna vertebral, escoltados por Ian Kinsler, Zack Cozart, entre otros.

2. Cachorros: Existen motivos para esperar una campaña de regreso para Addison Russell, y Almora recibirá mayor tiempo de juego en la pradera central.

3. Dodgers: Se destacan como nadie en posicionamiento defensivo.

4. Indios: Cuentan con tres grandes defensores de la mano de Francisco Lindor, José Ramírez y Bradley Zimmer.

5. Rays de Tampa Bay: Fueron líderes en las Grandes Ligas en carreras salvadas a la defensiva la campaña anterior. No obstante, la partida de Evan Longoria los afectará mucho.

6. Cardenales: El cambio de Pham al jardín central y la adición de Ozuna les ayudará sumamente.

7. Cerveceros: Este será el año en el cual el campocorto Orlando Arcia capturará la imaginación de los aficionados casuales.

8. Rockies: Su defensiva en el cuadro es impresionante en sus mejores días.

9. Yankees: No importa quién decida colocar Aaron Boone en los jardines, cuenta con grandes opciones. Se requiere una mejora por parte de Gary Sánchez.

10. Medias Rojas: Si Boston mantiene a Jackie Bradley Jr. con ellos, su defensiva en las praderas será la mejor... Nuevamente.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Anthony Rizzo, Luis Severino, Dallas Keuchel, Yasiel Puig
ESPN Illustration
Las actuaciones logradas durante la postemporada le confieren un valor sumamente importante al pelotero de Grandes Ligas, y he allí el por qué David Freese comparte un espacio dentro de los corazones de los aficionados en San Luis al lado de Bob Gibson; el por qué varias generaciones de nativos de Nueva Inglaterra pueden imitar el famoso gesto de Carlton Fisk tratando de alejar una pelota, y el por qué Kirk Gibson es mejor conocido por alzar su puño que por su promedio de bateo de por vida.

Los ejecutivos que manejan las gerencias de las distintas organizaciones en las Mayores deberían distanciarse del romanticismo causado por los resultados de octubre y noviembre, y permanecer comprometidos con los muestreos de larga duración, ocurridos antes de esas noches en las cuales Brad Peacock y Charlie Morton fueron los mejores lanzadores en el béisbol. A fin de elaborar el ranking de los mejores equipos de las Grandes Ligas, quizás debamos hacer lo mismo, dándole mayor peso a lo logrado entre abril y septiembre.

Con dicha idea en mente, les presentamos nuestra lista de los 10 principales equipos del béisbol, basada en la opinión de evaluadores y hecha con la ayuda de los investigadores de ESPN Mark Simon, Paul Hembekides y Sarah Langs. La misma queda sujeta a cambios que podrían producirse antes del inicio de los entrenamientos primaverales a causa, obviamente, de la gran cantidad de agentes libres veteranos aún sin firmar.

1. Indios de Cleveland

Es importante recordar un par de cosas con respecto a los Indios:

(1) Al finalizar la temporada regular, antes que cualquiera se hubiese enterado que Corey Kluber lanzaría lesionado contra los Yankees, Cleveland era considerado como el gran favorito para arrollar en la postemporada, luego de hilar una cadena de 22 triunfos al hilo, la cual se extendió durante la mayor parte de un mes.

(2) Entre todos los equipos con posibilidades de disputar el banderín, los Indios parecen contar, una vez más, con el camino más sencillo a los playoffs debido al hecho que la mayoría de sus rivales divisionales se encuentran en proceso de reconstrucción, como es el caso de Tigres, Medias Blancas y Reales.

Si bien es cierto que los Indios han perdido piezas sumamente importantes dentro de su bullpen, como es el caso de Bryan Shaw y Joe Smith, aparte de sólidos toleteros como lo son Carlos Santana y Jay Bruce, Cleveland sigue siendo el candidato más seguro para apostar con miras a octubre, al mantener la presencia de Francisco Lindor, José Ramírez, Kluber, Carlos Carrasco, Andrew Miller, entre otros. Es un gran equipo dentro de una división que bien podría quedar carente de competitividad. Los Indios se han mantenido relativamente tranquilos en lo que va de invierno; sin embargo, siguen activos en el mercado buscando un outfielder diestro o un súper utility: Eduardo Núñez podría ser la pieza perfecta que cumpla con esos requerimientos, aparte de hacerse con un relevista diestro.

Sarah Langs de ESPN Stats & Information nos aporta el siguiente dato: Los lanzadores de los Indios generaron un WAR de 33.3 en 2017, segundo mayor total para un staff de pitcheo en toda la historia (los Filis en 2011 tuvieron WAR de 37.3).

2. Dodgers de Los Ángeles

Los Dodgers fueron el mejor equipo en las Grandes Ligas durante la mayor parte del verano pasado y quedaron a un juego de ganar la Serie Mundial, y si bien los fantasmas de 1988 (cuando los Dodgers fueron campeones por última vez), nadie puede considerar, racionalmente hablando, la campaña de 2017 como un fracaso. Los Dodgers se hicieron mucho más jóvenes, con la ascendencia de Cody Bellinger y el surgimiento de Chris Taylor, de 27 años; en definitiva, mejoraron de manera dramática, contando con la mayor profundidad dentro de cualquier roster en el mundo del béisbol. El gran factor X seguirá siendo la salud de su as Clayton Kershaw, simplemente por el hecho que su rotación se muestra de forma muy distinta cuando él no se encuentra presente.

3. Astros de Houston

Un evaluador de un equipo rival hizo seguimiento a los Astros durante la mayor parte de octubre pasado, preparando reportes de scouting para su organización, terminando su misión con la creencia que la alineación de Houston cuenta con mayores cualidades atléticas (más talento puro) que cualquier otro lineup que hubiese visto durante la última década.José Altuve, George Springer, Carlos Correa, y Alex Bregman podrían encontrarse cada uno dentro de los tres mejores talentos en sus respectivas posiciones, y el resto de sus compañeros son todos peloteros sólidos y productivos.

El propietario de los Astros Jim Crane, quien fuera factor fundamental tras la adquisición de Justin Verlander en agosto pasado, comentó a varios periodistas a principios de esta semana que su equipo está activo en la búsqueda de un pitcher abridor a fin de ocupar uno de los primeros puestos de la rotación. Ya han conversado con Yu Darvish, y antes del jueves, los ejecutivos involucrados en discusiones con Gerrit Cole seguían confiados que Houston podría convertirse en el principal candidato para hacerse de los servicios del diestro de los Piratas de Pittsburgh. De hecho, sus servicios podrían ser requeridos con urgencia. Dallas Keuchel volverá tras una lesión en su pie, con mucha incertidumbre de por medio con respecto a su estado de salud. Si se le da luz verde para actuar, entonces, una rotación conformada por Keuchel, Justin Verlander, Cole, Lance McCullers Jr. y Charlie Morton sería excelente; de lo contrario, Houston seguiría contando con un grupo de abridores mucho más que sólido, presto para darle paso a un bullpen de calidad.

Langs nos aporta el siguiente dato: Los Astros tuvieron un WAR de 39.8 por parte de sus jugadores de posición en 2017; siendo el sexto mejor WAR para un campeón de Serie Mundial. Es además el mejor WAR por parte de peloteros de posición desde la cifra de 43.7 por parte de los Rojos de Cincinnati en 1976.

4. Nacionales de Washington

La rotación está encabezada por dos de los mejores lanzadores del béisbol, y su dinámica alineación podría ser aún mejor, ahora que Adam Eaton se apresta a regresar tras su lesión de rodilla, la cual puso fin a su actuación en la temporada anterior; y Trea Turner junto a Michael Taylor son un año mayores. Lo más importante de todo: los Nacionales parecen contar con un bullpen en orden, siendo quizás el mejor grupo de relevistas del periodo en el cual Mike Rizzo ha servido como gerente general, con Sean Doolittle, Ryan Madson, Brandon Kintzler, Koda Glover y Shawn Kelley, entre otros.

5. Yankees de Nueva York

Los Yankees siguen teniendo la necesidad de identificar quiénes podrían ser sus titulares en la mitad de los puestos del infield, y el gerente general Brian Cashman reconoció durante el pasado jueves que su equipo se mantiene en la carrera por obtener a Darvish, lo cual parece poco probable, debido a limitaciones impuestas por la propia organización en lo referente al tamaño de su nómina. No obstante, con todas esas carencias dentro de su roster, los Yankees siguen contando con el mejor bullpen y el de mayor profundidad dentro de las Mayores, además de tener una alineación en la cual se encuentran nombres de la talla de Aaron Judge, Giancarlo Stanton y Gary Sánchez. Los Yankees quedaron apenas a un triunfo de clasificar a la Serie Mundial el otoño pasado, y sigue contando con la pólvora necesaria para dar ese siguiente paso en 2018.

6. Cachorros de Chicago

Los Cachorros se encuentran con buena posición dentro del juego de sillas musicales de la actualidad en cuanto a pitchers abridores, manteniéndose involucrados en la puja por Darvish, el agente libre Alex Cobb y otros. Están apostando por la conversión de Brandon Morrow a cerrador, tras su poderosa actuación con los Dodgers en 2017; además de tener de regreso a prácticamente todo su grupo de jugadores de posición, incluyendo a un Kyle Schwarber con mejor forma física, aparte del campocorto Addison Russell, quien parece estar presto a mejorar tras una temporada bastante complicada para él.

7. Medias Rojas de Boston

Su labor se encuentra incompleta para el presente invierno, mientras siguen esperando una decisión por parte de J.D. Martínez con respecto a si se convertirá en su fuente de poder No. 1; sin embargo, los Medias Rojas ya cuentan con un montón de armas a su disposición, las cuales van desde Chris Sale hasta Craig Kimbrel, pasando por Mookie Betts. La defensiva dentro de sus jardines es excelente, su bullpen debería ser de alta calidad, y tal como Rafael Devers lo demostró durante su proceso de audición de dos meses, cuenta con las destrezas necesarias a fin de convertirse en un bateador de poder de élite en el concierto de las Grandes Ligas.

A pesar de todo lo anterior, los Medias Rojas extrañaron a David Ortiz mucho más de lo que ellos esperaban, y la presencia de Martínez se hace entonces sumamente necesaria.

8. Cardenales de San Luis

Entre los equipos de la Liga Nacional que no alcanzaron su clasificación a la postemporada en 2017, los Cardenales bien puede ser el equipo que haya solucionado la mayor cantidad de problemas confrontados en la pasada zafra. Luego que San Luis no tuvo éxito en sus intentos por convencer a Giancarlo Stanton de aceptar un canje a los pájaros rojos, siguieron adelante y se hicieron de los servicios del joven slugger Marcell Ozuna. También agregaron a su roster al lanzador abridor Miles Mikolas, quien tuvo marca de 14-8 y efectividad de 2.25 en 27 aperturas en Japón durante la pasada temporada con los Gigantes de Yomiuri. Mikolas lanzó por última ocasión en las Mayores en 2014 con los Rangers de Texas, mostrando efectividad de 6.44 en 10 aperturas. Igualmente, le dieron la bienvenida al relevista Luke Gregerson y lograron liberar la congestión que tenían en las praderas, moviendo a Tommy Pham al center field y a Dexter Fowler al jardín derecho.

9. Angelinos de Los Ángeles

La decisión por parte de Shohei Ohtani de pactar con los Angelinos parece haberse convertido en un impulso para la organización acelerando así su actividad en temporada baja, buscando mejorar la profundidad de un roster construido alrededor de Mike Trout. Negociaron a Ian Kinsler para así convertirlo en su camarero, firmaron a Zack Cozart como tercera base y agregaron otro receptor defensivo: el boricua René Rivera, un complemento perfecto para Martín Maldonado. Lo más importante, su rotación podría ser aún mejor y más profunda (y mantenerse más saludable) de lo que ha sido en años, con la presencia de Garrett Richards, Andrew Heaney, Tyler Skaggs, Ohtani y Matt Shoemaker, entre otros.

10. Arizona Diamondbacks

Los Diamondbacks dieron un gran paso adelante durante el año pasado, destacándose entre ellos el zurdo Robbie Ray. De hecho, cualquier equipo armado con piezas de la talla de Paul Goldschmidt, A.J. Pollock y Jake Lamb va a representar peligro. Sin embargo, Arizona se encuentra meditando decisiones sumamente complicadas de tomar durante los próximos años, debido a sus limitaciones de nómina: todo indica que J.D. Martínez hará maletas, tras haber cargado al equipo en hombros con una actuación digna de consideración para el Más Valioso, durante la etapa crucial de la pasada zafra. Pollock y luego Goldschmidt se harán agentes libres en el transcurso de los próximos dos años.

Lo mejor del resto

" Marineros de Seattle: Dee Gordon asumirá el jardín central y, si satisface sus expectativas, los Marineros podrían contar con una dinámica ofensiva. Mientras Seattle labora para así ponerle fin a su sequía en los playoffs, la salud de James Paxton y Félix Hernández podría convertirse en un tema crítico.

" Cerveceros de Milwaukee: Los Cerveceros dieron un salto hasta alcanzar 86 victorias durante la pasada temporada, terminando al borde de conseguir un puesto de comodín. Este año, deberán superar la pérdida de su as Jimmy Nelson debido a una lesión en el hombro que lo mantendrá fuera del diamante por la mayor parte de 2018 (si no toda la temporada); sin embargo, han ampliado la profundidad dentro de su bullpen.

" Mellizos de Minnesota: Al igual que los Indios, bien podrían aprovechar encontrarse dentro de una división débil, de la mano de un grupo joven y talentoso de peloteros de posición.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Aaron Judge, Bryce Harper, Giancarlo Stanton
Ilustración ESPN
Ni Brian Cashman o Aaron Boone nos pueden dar un estimado preciso de cuántos partidos Giancarlo Stanton jugará como bateador designado o con cuánta frecuencia Aaron Judge estará en el jardín izquierda. Ellos realmente no saben.

Pero eso es algo bueno.

Lo que sí saben es que sus jardineros de primera línea - por ahora, Jacoby Ellsbury no está en ese grupo, como el quinto hombre en el grupo en la temporada baja - son flexibles y están dispuestos a hacer lo que se les pida y pueden jugar varias posiciones. Brett Gardner puede jugar los tres puestos en los jardines, y lo mismo con Aaron Hicks. Judge jugó un jardín derecho mejor que el promedio la pasada temporada, con una velocidad que es sorpresiva para el jugador de posición más grande en la historia del béisbol, y aunque podría jugar en el jardín izquierdo en algunos días, él es una opción en el jardín central, un puesto que jugó bastante en el béisbol universitario y ocasionalmente en las menores.

La alineación será dictada por las necesidades de cada día. Es posible que la alineación del Día Inaugural pueda ser Gardner, Hicks y Judge en los jardines, de izquierdo a derecho, con Stanton como designado. Pero si Gardner está lidiando con alguna lesión menor, Judge podría jugar en el izquierdo y Stanton en el derecho. Judge viene de una cirugía de hombro, y si necesita días libres adiconales, entonces Ellsbury podría irse al central, y Stanton o Hicks podrían irse al derecho.

También está la posibilidad que Stanton no quiera ser designado y quiera jugar en los jardines la mayoría de los días - y eso no sería algo inusual. Incluso en las etapas finales de la carrera de Albert Pujols, existe la creencia que él se siente más cómodo en sus turnos si está jugando en la primera base. Algunos jugadores sienten más el ritmo del juego si se enfocan en defensa entre sus apariciones en el plato, en vez de tener que esperar de 45 minutos a una hora en el dugout o el camerino por cada turno.

Podría pasar que a Stanton le encante el rol de designado y quizás lo prefiera. Él ha estado en 13 partidos en ese puesto en su carrera, y en esa pequeña muestra de partidos, batea .333 con OPS de 1.019. Incluso con ese escenario, probablemente no sea en los mejores intereses a largo plazo de los Yankees el tener un Stanton con 28 años estableciendose a tiempo completo como bateador designado restándole 10 años a su contrato. Para casi todos los equipos, el puesto de designado se ha convertido en un lugar útil para darle algo de descanso a un jugador. El año pasado, 17 jugadores de posición tuvieron apariciones en el plato como designado para los Yankees.

La forma en que Boone configure sus jardines en su primera temporada como manager de los Yankees será mayormente algo de instinto, razón por la cual en enero, cuando la nieve todavía cubre el terreno del Yankee Stadium, él no puede saber si Stanton va a jugar 20 partidos en el jardín derecho o 120. Los Yankees se reportarán a Tampa y ahí decidirán.

Debido a esa incertidumbre, colocamos a Judge y a Stanton en nuestro ranking de los 10 mejores jardineros derechos, que fue compilado gracias a la información de evaluadores de ambas ligas y la ayuda de los investigadores de ESPN Sarah Langs, Paul Hembekides and Mark Simon.

1. Aaron Judge, Yankees de Nueva York

La mala racha que experimentó duró casi dos meses, un periodo que inició a mediados de julio, que se extendió hasta agosto y hasta septiembre. Eso significó día tras día de ponches y reportes de autopsias, en el mercado mediático más grande del mundo. Esos fueron los peores tiempos para Aaron Judge en el 2017, casi un tercio de la temporada, pero se las arregló para ser productivo gracias a su excepcional disciplina en el plato. Recibió sus boletos, se embasó y tuvo un OBP de .346, y durante ese mal periodo, siguió siendo una amenaza, al anotar 30 carreras y jugar buena defensa.

Los otros dos tercios de temporada, fue el mejor jugador en el béisbol. En los 101 partidos que rodearon la mala racha, Judge bateó .335 con 82 boletos, 98 anotadas y 43 jonrones - en su temporada de novato.

El hecho que eventualmente logró salir de esa mala racha - y de otra en la postemporada - nos da un atisbo temprano a su habilidad para hacer ajustes, algo que Matt Holliday y otros compañeros alabaron.

Debido a su tamaño y el tamaño de su zona de strike, siempre se va a ponchar mucho, y siempre va a tener malas rachas. Pero fue un monstruo el año pasado, y nadie estuvo cerca de él en cuanto a fWAR.

De Sarah Langs: Judge se convirtió en el quinto jugador en la historia de MLB con al menos 50 jonrones, 120 boletos y 120 anotadas en una temporada, uniéndose a Babe Ruth (que lo hizo cuatro veces), Mickey Mantle, Mark McGwire y Barry Bonds.

2. Giancarlo Stanton, Yankees de Nueva York

Como le dijo a nuestro amigo Jayson Stark en la primavera pasada, llegó a los entrenamientos primaverales rededicado al béisbol luego de viajar muchísimo tras la muerte de José Fernández, y Stanton tuvo la mejor temporada de su carrera en el 2017. Jugó en 159 partidos y conectó 59 cuadrangulares, y aunque jugó para los atribulados Marlins - en su estadio amigable a los lanzadores - hizo más de lo necesario para ganar el JMV de la LN. Algunos evaluadores notaron que Stanton lució más paciente en el plato, lo que se demostró en los resultados: Su tasa de perseguidas fuera de la zona cayó al menor nivel de su carrera la pasada temporada, y su tasa de abanicadas y falladas estuvo en 12.5 por ciento, la mejor de su carrera. Otros lanzadores pueden dar fe de ello: Cuando Stanton conecta la pelota, ocurren cosas malas (o buenas). Rápidamente.

Habrá preguntas este año sobre su transición a un lugar de mayor escrutinio mediático en Nueva York luego de haber jugado la primera mitad de su carrera para un equipo que es cubierto regularmente por apenas tres medios.

De Langs: Stanton se unió a Andruw Jones (2005) como los únicos jugadores con al menos 10 carreras salvadas por la defensiva en una temporada en la que lograron 50 jonrones (las carreras salvadas por la defensiva datan del 2003).

3. Bryce Harper, Nacionales de Washington

Él podría ser fácilmente el No. 1 en esta lista, de no ser por las lesiones. En las pasadas cinco temporadas, Harper ha jugado en más de 118 juegos en una temporada apenas dos veces. Cuando sufrió su lesión de rodilla en el verano pasado, Harper era uno de los favoritos para el JMV de la LN por segunda ocasión en su carrera, luego de tener un wRC+ de 156. Al final, esa marca lo colocó empatado con Stanton.

Solo Shohei Ohtani será más observado que Harper este año, y la presión que se posará sobre Harper será como un ciclón de categoría 5. Con la cercanía de Harper a la agencia libre en el próximo otoño, esta podría ser la última oportunidad para este núcleo de Nacionales de ganar un campeonato tras estrellarse en la postemporada de forma repetida en el pasado. Habrá cuestionamientos sobre esto. Además, el Juego de Estrellas será en Washington este año, y cada una de las palabras y acciones de Harper serán analizadas para intentar saber sus intenciones: ¿Se quedará o se irá? Por supuesto, finalmente, hay especulaciones sobre la posibilidad de que él y/o Manny Machado sobrepasará a Stanton con el mayor contrato de la historia.

De hecho: Harper acaba de cumplir 25 años hace un par de meses. Este podría ser un gran año para él porque podrá hacer swing con un bate y hacer muchas cosas de béisbol. Pero no será fácil.

4. Mookie Betts, Medias Rojas de Boston

Si creáramos un ranking para los mejores jugadores completos en MLB, probablemente Betts estaría entre los primeros cinco, dada su amplia gama de herramientas. Un evaluador veterano dijo sobre el trabajo de Betts en el jardín derecho, que cuando tiene pelotas frente a él las juega "mejor que cualquier otro que yo haya visto. El mejor de todos". Esto se refleja en algunas de sus métricas: Betts acumuló 31 carreras salvadas por la defensiva la pasada temporada, la mayor cantidad para un jardinero, por mucho. Betts también es un excepcional corredor de bases; solo Byron Buxton y Billy Hamilton generaron mayores ratings la pasada temporada.

Su producción ofensiva mermó la pasada temporada, y entre todos los bateadores de los Medias Rojas, es posible que él haya sufrido más tras la partida de David Ortiz porque simplemente no había una amenaza importante en la alineación detrás de Betts. En un gran puesto, habían menos razones para lanzarle. Treinta de sus 77 boletos fueron con corredores en base.

5. J.D. Martínez, agente libre

Si eventualmente firma con Boston - y muchos ejecutivos rivales esperan que esto ocurra - entonces Martínez probablemente será el bateador designado para los Medias Rojas, a menos que ellos cambien a Jackie Bradley Jr. y muevan a Andrew Benintendi al central, lo que abriría un puesto en el izquierdo para Martínez. Pero amigos de Martínez dicen que su preferencia es seguir jugando como jardinero de esquina, y el año pasado tuvo una temporada monstruosa como jardinero derecho para los Tigres y los Diamondbacks. Luego de unirse a Arizona, tuvo porcentaje de slugging de .741, con más jonrones (29) que sencillos (27).

6. Yasiel Puig, Dodgers de Los Angeles

Tiene cinco años en las mayores, más de 2,000 turnos y 4,500 entradas a la defensiva - y los evaluadores todavía siguen intentando entender lo que es él y lo que va a hacer próximamente. Hay personal dentro de la organización de los Dodgers que se sorprendieron que él no ganara un Guante de Oro por su defensiva la pasada temporada tras jugar de forma consistentemente bien, empatando con Jason Heyward en carreras salvadas por la defensa con 18 y repetidamente evitando que los corredores tomaran la base adicional. Demostró más disciplina en el plato y atrajo 64 boletos en una buena temporada, aunque poco espectacular.

7. Josh Reddick, Astros de Houston

Algunas personas en otros equipos se sorprendieron con el nivel de inversión de los Astros en Reddick cuando era agente libre el pasado invierno, pero en su primera temporada en Houston, tuvo OBP de .363, el mejor de su carrera. Mejoró grandemente su rendimiento ante pitcheo zurdo, algo que había sido problemático para él en el pasado - el año pasado, Reddick bateó .315 versus los zurdos en 101 apariciones en el plato. No lució bien en métricas defensivas, pero por lo menos un evaluador que lo vio jugar regularmente cree que Reddick podría ser víctima de fallos de método con su guante y que él es un buen jardinero.

8. Avisail García, Medias Blancas de Chicago

Llegó en mejor forma física el año pasado y tuvo la mejor temporada de su carrera, con promedio de .330 y OBP de .380. Un escéptico podría enfocarse en un número que podría cambiar para él: El año pasado, su promedio de pelotas en juego fue de .392, el mayor en las mayores por un margen de 21 puntos. Se espera que ese número baje.

9. Jay Bruce, Mets de Nueva York

Su viaje por el béisbol en el último par de años ha sido extraño. En el 2016, Bruce fue un Todos Estrellas y conectó 33 jonrones para los Rojos y los Mets. Le siguió a eso con una fuerte primera mitad para los Mets en el 2017, pero ningún equipo dio el paso adelante con una buena oferta antes de la fecha límite de cambios directos, y entonces Bruce también paso por el sistema de waivers sin ser reclamado. Eventualmente los Mets lo cambiaron a Cleveland en lo que fue un recorte de nómina, y todo el tiempo siguió jugando de forma efectiva, al lograr un OPS de .808. En la temporada, Bruce conectó 36 jonrones, remolcó 101 carreras y vio una mejoría en sus métricas defensivas, y el miércoles, el jugador de 30 años acordó un contrato de tres años para volver a Queens.

10. Dexter Fowler, Cardenales de San Luis

Con Tommy Pham asumiendo el rol de titular en el central para San Luis, Fowler se moverá al derecho. Batalló con lesiones en el 2017 y se perdió 44 juegos, pero se las arregló para alcanzar su cifra máxima en su carrera en jonrones y tuvo un OBP de .363 en su primera temporada con los Cardenales.

Lo mejor del resto

" Domingo Santana, Cerveceros de Milwaukee: Fue titular a tiempo completo por primera vez y tuvo una gran temporada, con OBP de .371, 88 anotadas, 30 jonrones y 15 robadas.

" Steven Souza, Jr. Rays de Tampa Bay: Tuvo su mejor temporada con los Rays, al conectar 30 jonrones y OBP de .351.

" Kole Calhoun, Angelinos de Los Angeles: Es uno de los jugadores que podría beneficiarse de la mejoraada profundidad en la alineación de los Angelinos porque vendrá a batear con corredores en posición de anotar con mayor frecuencia gracias a las adiciones de Justin Upton, Ian Kinsler y Zack Cozart.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Mike Trout, Byron Buxton, Charlie Blackmon
Ilustración ESPN
Pocas horas antes que George Springer se convirtiera en campeón de la Serie Mundial, se paró frente a su casillero asignado en el Dodger Stadium escuchando una mezcla de canciones de la década de los 80 y explicó el cambio dramático en sus números la pasada temporada: su reducción en ponches, de 179 a 111, y en su tasa de abanicadas y falladas, de 12.4 por ciento a 9.5 por ciento.

"Solo me hice de la idea que no me iba a ponchar tanto", dijo Springer, quien posee una propiedad en nuestra lista de los 10 mejores jardineros centrales.

Joey Votto, el mejor y más astuto bateador en todo el béisbol, dijo algo similar en medio de su increíble temporada 2017, mientras recortaba sus ponches de 120 a 83. Anthony Rizzo se ponchó 127 veces en el 2013, cuando tenía problemas con rectas pegadas, pero se movió más cerca del plato en la caja de bateo y utilizó el mismo tipo de forma de batear que Votto: Mientras se profundiza el conteo de bolas y strikes, recorta su bate, y se enfoca en no poncharse. El año pasado, Rizzo recibió 91 boletos y se ponchó 90 veces, marcando la primera vez en su carrera que su tasa de ponches a boletos alcanzó 1:1.

Lograr un ajuste como ese es tan difícil - más complicado que el encapsulamiento simplificado que sugiere un periodista. Pero la base para el cambio comenzó con una nueva mentalidad para cada aparición en el plato - no me voy a ponchar - y estos son algunos de los mejores atletas en el mundo, con las habilidades físicas para apoyar esa mentalidad única.

Muchos bateadores se han dedicado a la idea de levantar la pelota en el aire en años recientes, basados en la teoría que en la era de las formaciones especiales a la defensiva, los rodados son el peor resultado posible de una aparición en el plato y usualmente resultan en sencillos - y a los bateadores se les paga por causar gran daño.

Pero probablemente deba haber un ajuste de pensamiento detrás de ese ajuste porque los toleteros no están recibiendo necesariamente un buen pago. El mercado de agentes libres en este invierno está repleto de jugadores que acumularon muchos cuadrangulares - y ponches - y algunos de ellos están luchando para obtener las recompensas esperadas, tal y como lo hicieron el invierno pasado. Cinco bateadores que lograron 30 jonrones o más la pasada temporada se mantienen sin firmar.

Por otro lado, el porcentaje de embasamiento usualmente te da buena paga, incluso en mercados lentos. Carlos Santana ha logrado el mayor contrato en este invierno hasta ahora, $60 millones por tres temporadas, porque los Filis valoraron su OBP alto. Los 23 jonrones de Santana lo ubicaron empatado en el puesto 84 en las mayores, pero logró un OBP de .363, en el puesto 37 en el béisbol, y Filadelfia compró esa teoría (Santana ha logrado un porcentaje de embasamiento de .350 o mayor en cada una de sus ocho temporadas). Zack Cozart mejoró su OBP de .308 en 2016 a .385 la pasada temporada, y los Angelinos lo recompensaron con un acuerdo de tres años y $38 millones. Para el final del invierno, se espera que Cozart termine recibiendo más dinero que sus pares que conectaron más jonrones.

Ejecutivos de algunos equipos que han tenido discusiones internas sobre Mike Moustakas han hablado sobre las ventajas de firmarlo: la defensa sólida, la experiencia, el poder. Moustakas conectó 38 bambinazos la pasada temporada, pero algunos evaluadores se enfocan en un número que les preocupa: Moustakas tuvo un porcentaje de embasamiento de .314.

Mientras Springer iba reduciendo sus ponches, su porcentaje de embasamiento aumentó a .367, y generó mucho poder, con 29 dobles y 34 jonrones. En la parte alta de la 11ª entrada del Juego 2 de la Serie Mundial, Springer vino al plato, y como él mismo explicó luego, solo buscaba hacer contacto, llevar la pelota por el medio del terreno - como había hecho toda la temporada. Él mismo se sorprendió cuando su línea hacia el derecho central se llevó la cerca, un punto de quiebre en una de las mejores series postemporadas que jamás se haya disputado. La velocidad y la defensiva de Springer siempre lo han distinguido sobre muchos de sus pares, pero a medida que vaya progresando su carrera, su mejorada habilidad para llegar a base lo convertirá en un jugador más codiciado.

He aquí nuestro ranking de los 10 mejores jardineros centrales, recopilado gracias a la información de evaluadores de MLB y los investigadores de ESPN Sarah Langs, Paul Hembekides y Mark Simon:

1. Mike Trout, Angelinos de Los Angeles

En su más reciente capítulo de su viaje a Cooperstown, alcanzó un par de marcas adicionales en su carrera en el pasado verano, al alcanzar su hit No. 1,000 y su HR No. 200. Apenas tiene 26 años.

Más allá de sus talentos físicos, Trout siempre ha demostrado una aptitud para utilizar información, para acorralar al lanzador rival ante sus posibles opciones y capitalizar sus errores. Por ejemplo, ha ido mejorando consistentemente su OPS a través de una secuencia de apariciones en el plato en el mismo juego ante los lanzadores rivales. Sus números de por vida:

Primera aparición en el plato ante un abridor: .929

Segunda: 1.017

Tercera: 1.020

Cuarta y más allá: 1.135

Más evidencia de su talento para hacer ajustes se ve en su mejorada producción a medida que se adentra en los conteos y se van reduciendo las opciones del lanzador. En la mayoría de las ocasiones, los lanzadores contrarios ni siquiera se molestan en tratar de salir del hueco, pero en algunas veces lo intentan - y con frecuencia no les va bien.

2. Charlie Blackmon, Rockies de Colorado

Terminó el 2017 con 387 bases totales tras liderar la LLN en hits (237). Tuvo 86 extrabases y terminó quinto en la LN en la votación del JMV. Bryce Harper y Manny Machado son los protagonistas en la clase de agentes libres del año que viene porque llegarán al mercado en sus medianos 20 años, pero se espera que Blackmon atraiga mucho interés debido a la amplitud de su habilidades ofensivas. Al igual que con otros jugadores de Colorado, él atraerá escrutinio de los ejecutivos debido a la diferencia en sus números como local/visitante: En Colorado, tuvo un OPS de 1.239 en casa y en la carretera fue de .784.

De Sarah Langs: Blackmon ha generado un WAR de 10.5 en las pasadas dos temporada, la mayor cantidad para un jardinero en la LN.

3. George Springer, Astros de Houston

Un par de notas adicionales sobre: Ha anotado 228 carreras en las pasadas dos temporadas, y sus métricas defensivas proveen otro ejemplo de cómo el evaluar el fildeo sigue siendo un trabajo en progreso. Cuando jugó en el jardín central tuvo un más-5 en carreras salvadas por la defensiva, y en el jardín derecho tuvo un menos-7.

4. Lorenzo Cain, agente libre

Tuvo una temporada sólida antes de irse al mercado, al conseguir un fWAR de 4.1, bateó .300 y acumuló OBP de .363. Cumplirá 32 años en abril, pero los cazatalentos siguen viendolo como un buen jardinero (tuvo un más-5 en carreras salvadas por la defensiva la temporada pasada) con la habilidad de jugar en cualquiera de las tres posiciones, y sigue siendo uno de los mejores corredores de base.

5. Tommy Pham, Cardenales de San Luis

En el inicio de los entrenamientos primaverales, él fue un jardinero adicional, y para el final del año, los Cardenales habían cambiado a Dexter Fowler -- su jugador de posición mejor pagado - al jardín derecho para hacerle espacio a Pham en el central. Pham tuvo OBP de .411 en 128 juegos la pasada temporada, con 95 anotadas, 22 jonrones y 23 bases robadas, y recibió algunos votos para el JMV de la LN.

6. Byron Buxton, Mellizos de Minnesota

Él es para esta posición como lo que es Andrelton Simmons para los torpederos, con tanto valor defensivo que sus habilidades en ese lado de la pelota oscurecen las dudas sobre su producción ofensiva. Pero incluso con eso, año tras año, Buxton ha ido ganando tracción en el plato. Su OBP mejoró 30 puntos del 2016 a .314 en 2017, y a medida que aprende más y puede aplicar su velocidad, será una amenaza constante de un triple-doble, promediando cifras dobles en dobles, triples y cuadrangulares. Tuvo el mejor número en la métrica de corrido de bases de FanGraphs en 2017, y ni siquiera estuvo cerca.

7. Chris Taylor, Dodgers de Los Angeles

Para el record, Taylor fue titular en apenas 49 juegos en el jardín central para los Dodgers la pasada temporada, y se espera que sea movido bastante por otras posiciones en el 2018 debido a su versatilidad. Jugó en cinco posiciones la pasada temporada. Pero en los juegos más grandes del año, en la postemporada, Taylor jugó mucho en el jardín central. Tuvo porcentaje de embasamiento de .354, con 60 extrabases, 85 anotadas y 17 bases robadas. Gracias a los ajustes en su swing, logró apalear a los lanzadores. En la postemporada, un oficial de los Cachorros dijo, "Yo no estoy seguro de que alguien esté golpeando la pelota de forma más consistente que él ahora mismo".

8. Ender Inciarte, Brasvos de Atlanta

Inciarte generó 201 hits en el 2017 y ganó su segundo Guante de Oro, como parte de su amplia gama de herramientas. "Necesita una corrida en los playoffs para que los fanáticos se den cuenta de lo bueno que es", dijo un evaluador.

9. Odubel Herrera, Filis de Filadelfia

Atrajo mucha atención de los evaluadores - y quizás oficiales de MLB - debido a la extensión de sus apariciones en el plato. Promedió 29.2 segundos entre lanzamientos, y solo Marwin González de los Astros promedió más, con 29.6. Pero no se puede argumentar con los resultados de Herrera: Conectó 42 dobles y 14 jonrones en 138 juegos, y tuvo un más-4 en carreras salvadas por la defensiva.

10. Kevin Kiermaier, Rays de Tampa Bay

Si Tampa Bay cambia a Chris Archer, lo que denotaría una renovación completa, haría sentido que los Rays consideren ofertas por Kiermaier, uno de los mejores defensores del béisbol cuando está saludable. Se ha perdido 121 juegos en las pasadas dos temporadas.

Lo mejor del resto

" Jackie Bradley Jr., Medias Rojas de Boston: Su producción ofensiva bajó la temporada pasada, pero sigue siendo un gran defensor.

" Andrew McCutchen, Piratas de Pittsburgh: Logró recuperarse para tener un OPS+ ajustado de 121 en 2017 tras sus problemas en el 2016. Los Piratas siguen hablando con otros equipos sobre posibilidades de cambio que involucren al estelar jugador.

" A.J. Pollock, Diamondbacks de Arizona: Se ha visto afectado por lesiones desde su monstruosa temporada 2015, al jugar 124 partidos en las pasadas dos temporada, pero está saludable al entrar a su temporada final antes de ser elegible para la agencia libre.

" Michael Taylor, Nacionales de Washington: Se probó a sí mismo con su gran juego en el 2017 y podría ascender en esta lista en el 2018.

" Kevin Pillar, Azulejos de Toronto: Como siempre, brilló en defensa, y conectó 16 jonrones y se robó 15 bases. Probablemente los evaluadores lo habrían puesto más alto en esta lista si hubiese tenido un OBP más grande. En la temporada pasada estuvo en los .300.

" Aaron Hicks, Yankees de Nueva York: Hizo grandes progresos la pasada temporada, al generar un OPS de .847 OPS. Su siguiente prueba será el jugar en una temporada completa. Nunca ha tenido más de 390 apariciones en una temporada en MLB.

" Billy Hamilton, Rojos de Cincinnati: Hamilton sigue siendo un arma en los jardines y en las bases. Se ha robado 230 bases en los pasados cuatro años, pese a perderse 124 juegos.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


rett Gardner, Justin Upton (as an Angel), Andrew Benintendi
ESPN Illustration
Luego de meses de malas evaluaciones por el cambio del JMV Giancarlo Stanton, los Marlins de Miami podrían inclinarse por quedarse con el mejor jugador que les queda en su roster, Christian Yelich, quien está entre los 10 mejores jardineros izquierdos en MLB - la posición que se espera que juegue en el 2018.

Yelich tiene un contrato amigable para el equipo, y solo se ganará $7 millones esta temporada, así que los Marlins no tienen ninguna presión por cambiarlo. En un año en el que los Marlins han recibido varios golpes, Derek Jeter & Co. podrían quedarse con Yelich como una pieza de credibilidad de la misma forma que los Padres de San Diego se quedaron con Tony Gwynn y Andy Benes tras su venta al pasillo en 1993 de Gary Sheffield, Fred McGriff y otros.

Pero hay un argumento fuerte para afirmar que la mejor estrategia de los Marlins es cambiar a Yelich, J.T. Realmuto y cualquier otro veterano de valor, porque cualquier daño duradero que se le haya hecho a la franquicia por por el Proyecto Wolverine de Jeter podría ser irreversible -- a menos que los Marlins ejecuten una reconstrucción casi perfecta y costo efectiva. E incluso en ese entonces, quizás eso ni le importe a los fanáticos del sur de la Florida.

La historia truncada de los Expos de Montreal quizás nos provea la mejor comparación de dónde se encuentran ahora los Marlins. A medida que los dueños de Montreal tomaron decisiones sobre las finanzas del equipo, la base de fanáticos de los Expos tuvo que soportar las repetidas salidas de jugadores de calibre del Salón de la Fama: Gary Carter. Andre Dawson. Tim Raines. Vladimir Guerrero. Pedro Martínez.

Eventualmente, los fanáticos en Montreal dejaron de ir a los partidos. Luego que Martínez fuese cambiado en el otoño de 1997, la asistencia de los Expos cayó cerca de un 40 por ciento, a menos de 1 millón, y en 2001, Montreal solo atrajo a 643,000. Los Expos del 2004 atrajeron 750,000, y gran parte de esa cantidad fueron fanáticos diciéndole adiós al equipo.

Dependiendo de cómo los Marlins manejen su contabilidad este año, podrían convertirse en el primer equipo en MLB desde los Expos del 2004 que fallen en llegar al millón de fanáticos en asistencia. De acuerdo con Barry Jackson del Miami Herald, el conteo de fanáticos que pasó por los tornos del Marlins Park el año paaado fue cerca de 800,000, o casi la mitad de su asistencia anunciada de 1.59 millones. Con los cambios de Stanton, Dee Gordon y Marcell Ozuna, el equipo volverá a ser terrible en el 2018 y por lo menos por los siguientes tres o cuatro años luego de eso, mientras la oficina central sigue su proceso de reconstrucción/perder a propósito. La presencia de Yelich en uniforme de los Marlins no va a engañar a los fanáticos sobre su producto.

Lo que es más importante ahora para la oficina central de los Marlins es recopilar y desarrollar el grupo correcto de prospectos, y lograr su ascenso colectivo de la manera en que los hicieron los Cachorros de Chicago y los Astros de Houston. Por supuesto, es un reto casi imposible, porque los Marlins no están metidos de lleno en el corazón de su base de fanáticos tal y como lo están los Cachorros, ni tienen el impacto financier potencial de los Astros para aumentar a sus jugadores jóvenes. La verdad es que el Proyecto Wolverine es el equivalente del béisbol de un 'Hail Mary', porque incluso si lo logran bien, a los fanáticos del Sur de la Florida podría dejar de importarle el equipo - luego de los rompimientos de los equipos campeones de 1997 y 2003, el cambio del estelar jugador de 24 años Miguel Cabrera, el intercambio de José Reyes y Mark Buehrle incluso luego de la apertura de su estadio financiado con fondos públicos, y ahora el recorte del salario de Stanton.

El nuevo grupo de dueño tuvo una oportunidad de hacer una primera impresión, una oportunidad de distinguirse de los desgraciados regímenes del pasado. Eso ya lo desperdiciaron, y es posible que se le haya infligido un daño mortal al mercado. Considerando dónde están hoy los Marlins, es posible que sigan Adelante y apliquen la política de "arrancar toda la curita", como dijo un ejecutivo rival. "También podrían elegir sufrir todo el dolor ahora".

Así que, sí, el momento para cambiar a Yelich es ahora. Su inclusión en la lista de los 10 mejores está basada en la infomación de evaluadores, con el consejo de los investigadores de ESPN Mark Simon, Paul Hembekides y Sarah Langs.

1. Marcell Ozuna, Cardenales de San Luis

Bajo Jeffrey Loria, los Marlins actuaban algunas veces de forma impulsiva, haciendo cosas que no se veían en otras organizaciones, como cuando se nombró como manager al veterano cazatalentos Dan Jennings pese a tener cero experiencia en ese rol. Pero muy de vez en cuando, esa impulsividad les rinde frutos - y quizás ese sea el caso con Marcell Ozuna. El joven toletero llegó a los entrenamientos primaverales con sobrepeso y fuera de forma, y a mediados de la temporada los Marlins lo bajaron a las menores, pese a las objeciones de su agente, Scott Boras.

Se puede debatir cuánto afectó realmente dicha movida a su juego, pero no hay duda que Ozuna mejoró mucho en los pasados dos años, razón por la cual los Cardenales lo buscaron agresivamente en el invierno y lo colocarán en el medio de su alineación. Ozuna fue un jardinero central promedio, pero es un buen jardinero izquierdo; solo Brett Gardner tuvo más carreras salvadas por la defensiva que Ozuna el año pasado.

2. Christian Yelich, Marlins de Miami

La intención de los Marlins es cambiar a Yelich al jardín izquierdo si se quedan con él, y si es cambiado es posible que sea un jardinero de esquina de aquí en adelante. Sus números de poder han dado un salto en las pasadas dos temporadas - bateó un total de 39 jonrones en2016 y 2017 - y cualquier equipo que lo adquiera lo puede hacer con la expectativa de que la producción de Yelich siga aumentando fuera de los contornos del parque de los Marlins. Increiblemente, 41 de los 59 jonrones en su carrera han sido en la carretera, donde su OPS ha sido 80 puntos más grande que sus juegos locales. Siempre ha tenido una sobresaliente habilidad para embasarse: En sus cinco temporadas, el OBP de Yelich ha variado entre .362 y .376 anualmente.

3. Justin Upton, Angelinos de Los Angeles

Los Angelinos trajeron a Upton mediante cambio para que los ayudara en el último mes de la temporada pasada, pero también fue una especie de una audición de un mes - una probada con uno de los mejores bateadores de poder del béisbol. Y les gusto lo que vieron, porque luego de la temporada negociaron una extensión de contrato de un año con Upton, quien pudo haberse salido de su contrato. "Justin representa nuestra filosofía ofensiva, que es embasarse y batear duro la pelota", dijo el gerente de los Angelinos Billy Eppler en la noche en que se anunció la firma. "Ha mostrado una gran cualidad para hacer eso. Tiene el poder y la habilidad de embasarse que atesoramos, al igual que el carácter y el modo profesional de comportarse necesarios para ser un miembro clave de nuestro núcleo de ahora en adelante".

Upton bateó 35 jonrones el año pasado y ha logrado al menos 26 en cada una de las pasadas seis temporadas. Se encuentra empatado en el puesto 23 en wRC+ entre todos los bateadores que han calificado para el título de bateo.

4. Andrew Benintendi, Medias Rojas de Boston

Si no fuera por Aaron Judge, Benintendi habría ganado el premio de Novato del Año de la LA tras una primera presentación sólida - y probablemente tiene más poder para presentar. Un cazatalentos veterano notó el inusual swing de Benintendi y su oper natural, lo que le da la habilidad de poner la pelota en el aire, y a media que siga aprendiendo sobre los lanzadores y la forma en que es atacado, eso se va a seguir manifestando más y más. Benintendi bateó 20 jonrones, se robó 20 bases y anotó 84 carreras en su primera temporada, y corrió bien las bases y jugó buena defensa.

5. Yoenis Céspedes, Mets de Nueva York

La condición física de Céspedes al inicio de los entrenamientos primaverales podría ser de nuevo la historia más grande en el campamento de los Mets debido a como lució el año pasado. Se reportó a los entrenamientos con el cuerpo de un liniero tras una temporada baja donde tuvo un régimen de pesas, y luego de grandes demostraciones en las prácticas de bateo, los Mets esperaban una temporada monstruosa. Pero Céspedes se lastimó con frecuencia en el verano pasado y jugó apenas en la mitad de los juegos de los Mets, creando un enorme hueco en la alineación. Los Mets no esperan nada de David Wright, ellos necesitan un intermedista y un inicialista, y ellos no saben que esperar de Matt Harvey -- y ellos esperan poder superar toda esa incertidumbre y seguir siendo contendientes. Pero dada la estructura de la alineación de los Mets y los $87 millones que ellos invirtieron en Céspedes, es difícil imaginarse como ellos puedan ganar en el 2018 a menos que Céspedes, con 32 años, juegue en 130 juegos o más. Si juega en 150 partidos, probablemente se convertiría en el mejor jardinero izquierdo de MLB.

6. Brett Gardner, Yankees de Nueva York

A medida que los Yankees han ido trabajando su nómina y sus necesidades en el roster en inviernos recientes, ellos han estado abiertos a la idea de cambiar a Gardner - y se han sorprendido con la poca agresividad vista en otros equipos. Gardner ha sido un líder en el camerino, una fuente confiable de contabilidad, y los Yankees lo aman por eso, pero también ha sido un buen jugador, con sólido porcentaje de embasamiento (.350 la pasada temporada), duro y con turnos extendidos, buena defensa, buen corrido de bases, versatilidad y su flexibilidad emocional - él hará lo que le pidan. Ahora los Yankees posiblemente se queden con él por el resto de su contrato, el que le pagará $11.5 millones en 2018, con una opción del equipo por $12.5 millones en 2019.

7. Eddie Rosario, Mellizos de Minnesota

Un evaluador rival que sigue a los Mellizos cree que, colectivamente, sus bateadores jóvenes hacen un esfuerzo por ignorar lanzamientos rompientes temprano en el conteo. Ellos buscan menos pitcheos fuera de la zona de strike, lo que les da una oportunidad de ver mejores lanzamientos más tarde en el conteo. Eso parece haber ayudado a Rosario, quien fue mejorando progresivamente en la temporada, al batear .311 con OBP de .351 y slugging de .568 luego del 13 de junio. Terminó el año con OPS+ ajustado de 120. Fue una temporada crucial para él: La paciencia de Rosario en el plato mejoró, se dio a sí mismo una mejor oportunidad de recibir mejores lanzamientos para batear, y su tasa de contacto aumentó.

8. Khris Davis, Atléticos de Oakland

Tiene 85 jonrones en las pasadas dos temporadas, pero será un caso interesante de prueba en el próximo año de la inversión de la industria en defensa. Los Cerveceros cambiaron a Davis a Oakland hace un par de años parcialmente por su preocupación sobre su juego en los jardines, y las métricas indicaron que la pasada temporada fue su peor año defensivamente - solo seis jardineros tuvieron menos carreras salvadas a la defensiva que Davis, quien tuvo un menos-13. El manager de Oakland Bob Melvin lo puso en menos juegos en los jardines. En 2016, Chris Carter lideró la Liga Nacional en jonrones - y luego no fue retenido. Davis se ganó $5 millones la pasada temporada y recibirá un gran aumento en este invierno debido a que el proceso de arbitraje recompensa a los jugadores a los jugadores con éxito en estadísticas de la vieja escuela como jonrones y remolcadas. Si Oakland queda fuera de la contienda en 2018 - algo bien probable dada la fortaleza de la División Oeste de la LA - y los Atléticos ofrecen a Davis en el mercado de cambios, el nivel de interés será el primer indicativo de cómo es apreciado el paquete de herramientas de Davis por los evaluadores rivales.

9. Starling Marte, Piratas de Pittsburgh

Con el inicio de los entrenamientos primaverales a poco más de un mes de distancia, los Piratas no han abrazado por completo un curso de acción para el 2018; luego de semanas de rumores de cambios, ellos todavía siguen con Andrew McCutchen, Gerrit Cole y Josh Harrison en su roster. Ellos todavía tienen la opción de intentar ganar en el 2018.

Una variable realmente importante en sus planes es la actuación esperada de Marte, y el hecho simple del asunto es que ellos no tienen forma de saber qué tipo de jugador será en el siguiente año. Marte fue suspendido por uso de sustancias prohibidas temprano en la pasada temporada y no produjo tras su regreso del castigo: En esos 64 juegos, tuvo OPS de .723 con 13 extrabases, aunque bateó .330 en sus últimos 23 juegos. Debido a su falta de tiempo en el terreno durante la temporada regular, los Piratas le dieron permiso para jugar béisbol invernal, e inicialmente tuvo problemas antes de terminar con promedio de .255 y porcentaje de embasamiento de .310.

Los Piratas no saben si el fuerte juego de Marte en el pasado estaba impulsado por su uso de sustancias, o si puede realmente ser un jugador de gran ofensiva. Por lo menos, ayudará a la defensa de Pittsburgh (y el pitcheo, por extensión) con su guante. Tuvo ocho carreras salvadas a la defensiva en apenas 665S entradas la pasada temporada.

10. Rhys Hoskins, Filis de Filadelfia

Su impacto en las Grandes Ligas fue inmediato - 18 jonrones en 50 juegos - pero la impresión duradera en varios evaluadores es la disposición de Hoskins a recibir un boleto mientras los lanzadores rivales intentan lidiar con su poder. Recibió 37 boletos y promedió 4.65 pitcheos por aparición en el plato, y tuvo porcentaje de embasamiento de .396. Hoskins tendrá que enfrentar más contraataques en su segunda temporada en las Grandes Ligas, pero los Filis vieron lo suficiente de él en la alineación para darle tres años a Carlos Santana en la primera base, lo que le da a Filadelfia un núcleo ofensivo poderoso.

Lo mejor del resto

" Michael Brantley, Indios de Cleveland: Bateó .299 en 90 juegos, pero sufrió una lesión de tobillo.

" Adam Duvall, Rojos de Cincinnati: Duvall sigue haciendo mucho daño - tiene temporadas consecutivas de al menos 70 extrabases.

" Trey Mancini, Orioles de Baltimore: En su primera temporada completa en las Grandes Ligas, tuvo un OPS+ ajustado de 120, terminando tercero en la votación del Novato del Año.

" Corey Dickerson, Rays de Tampa Bay : Llegó al Todos Estrellas de la Liga Americana por primera vez.

" Adam Eaton, Nacionales de Washington: Tuvo un arranque fenomenal en el 2017 con OBP de .393 pero se lastimó una rodilla. Los Nacionales tienen planes de moverlo al jardín izquierdo en el 2018.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Francisco Lindor, Andrelton Simmons, Carlos Correa
ESPN IllustrationEstos jóvenes torpederos franquicia han comenzado una rivalidad que va a durar por varios años. Pero ¿quién es el mejor?
Por el resto de sus vidas, Carlos Correa y Francisco Lindor están destinados a ser comparados uno contra el otro. Ambos son jugadores superlativos que nacieron a un año de distancia (Lindor tiene 24 años, Correa 23), ambos son de Puerto Rico, y por supuesto, ambos son torpederos.

Pero ambos son muy diferentes en estilo y sustancia. Lindor mide poco menos de seis pies, batea a ambos lados del plato, corre bien y es catalogado por los evaluadores como el mejor defensor. Correa es más grande, con un físico parecido al de A-Rod, y es más fuerte; probablemente terminará bateando más jonrones en su carrera, y debido a eso, algunos ejecutivos creen que su techo de actuación podría ser más alto.

Ambos son amigos, pero así como Magic Johnson y Larry Bird midieron su propio progreso de acuerdo con el estándar establecido por el otro durante sus carreras, Correa y Lindor siempre se presionarán mutuamente - pero con respeto.

En los meses previos al Clasico Mundial de Béisbol, el gerente de Puerto Rico Alex Cora y el manager Edwin Rodríguez enfrentaban una situación potencialmente difícil debido a la gran cantidad de talento que tenían en la parte media del cuadro interior, con tres increíblemente talentosos torpederos -- Correa, Lindor y Javier Báez. Eso se resolvió, según explicó Cora luego, gracias a la magnanimidad: Correa le pidió a A.J. Hinch y Cora al inicio de los entrenamientos primaverales si podía prepararse para jugar en la tercera base por Puerto Rico. Báez jugó en la segunda, Lindor campocorto y Puerto Rico llegó al juego por el campeonato.

Hace dos años, Lindor sirvió como ancla para un campeón de liga que llegó a la 10ª entrada del Juego 7 de la Serie Mundial antes de caer. Dos meses atrás, Correa fue el ancla de un equipo que ganó el Juego 7 de la Serie Mundial - y entonces superó eso con una propuesta matrimonial en pleno terreno.

Al igual que Bird y Magic, ellos probablemente se alternen en el centro del escenario en los próximos años, y Correa y Lindor encabezan nuestra lista de los 10 mejores torpederos, un ranking basado en la información dada por evaluadores de MLB, con la ayuda de los investigadores de ESPN Mark Simon, Paul Hembekides y Sarah Langs.

1. Francisco Lindor, Indios de Cleveland

Los Indios pensaron que su swing se hizo un poco largo la pasada temporada y que en ocasiones se alejaba de lo que sabía hacer mejor - esto es, batear la bola duro de forma consistente - y bateó .252 antes del receso del Juego de Estrellas. Pero terminó bien y cerró el año con 81 extrabases, incluyendo 33 jonrones, y terminó quinto en la votación del JMV. Ha jugado todos los partidos, excepto siete, en las últimas dos temporadas regulares.

De Langs: El único otro torpedero en conectar al menos 30 jonrones antes de cumplir 24 años es Alex Rodríguez, quien lo hizo dos veces.

2. Carlos Correa, Astros de Houston

Si Correa no se hubiese roto el pulgar a mitad de temporada, probablemente habría luchado con su compañero de equipo José Altuve el premio de JMV de la LA y se habría encumbrado en el No. 1 en esta lista. Correa se perdió una tercera parte del calendario de los Astros tras ser sometido a una cirugía y de todos modos se las arregló para terminar en el puesto 17 entre todos los jugadores de posición con un fWAR de 5.2. La explosión de poder de Correa, que se había predicho hace mucho para el torpedero de 6 pies 4 pulgadas y 215 libras, está comenzando a ocurrir: Su porcentaje de slugging saltó a .550, y está empatado en octavo puesto en las mayores en wRC+. Ya es conocido entre sus compañeros veteranos por ser un estudiante muy serio del juego, investigando, diagnosticando y disecando.

De Langs: Correa ha generado un WAR de 16.3 en sus primeras tres temporadas en su carrera, la segunda mayor cantidad para un torpedero, detrás de Arky Vaughan (17.4).

Un evaluador dijo: "Para mí, tienes a Lindor y Correa... y entonces hay una brecha grande del resto del paquete".

3. Corey Seager, Dodgers de Los Angeles

En sus primeras dos temporadas completas en las Grandes Ligas, Seager ha sido un defensor más que adecuado mientras ha provisto producción en grande en el plato. Como ocurre con muchos jugadores jóvenes, el siguiente reto de Seager será mejorar su disciplina en el plato: Entre los evaluadores de talento que persiguieron a los Dodgers en la postemporada el otoño pasado, se sintió que a Seager se le podía lanzar en momentos grandes debido a su agresividad. Pero aunque Seager tiende a atacar en el plato, sigue siendo uno de los mejores jugadores del cuadro en llegar a base: Tiene OBP de .374 en su corto tiempo en las mayores.

4. Andrelton Simmons, Angelinos de Los Angeles

Uno comienza con la defensa, por supuesto. Nadie tuvo un mayor impacto defensivo que el torpedero de los Angelinos, quien lideró a todos los jugadores de posición con 32 carreras salvadas por la defensiva - más del doble que cualquier otro torpedero el año pasado. Simmons tiene cinco temporadas completas en Grandes Ligas, y en este periodo, ha dominado a todos los otros torpederos en su preenminencia defensiva:

Carreras Salvadas por la Defensiva, 2013-2017

Simmons 144

Brandon Crawford 58

Addison Russell 44

Zack Cozart 40

Nick Ahmed 37

Francisco Lindor 32

Pero además se ha convertido en un jugador ofensivo sólido pero poco espectacular, al grado que Simmons lideró a todos los campocortos en WAR el año pasado con 7.1 tras batear .278 con 38 dobles y 14 jonrones. El personal de los Bravos que amaba a Simmons siempre ha reconocido que debido a su agresividad probablemente él nunca sea un bateador de alto nivel, pero la temporada pasada Simmons tuvo la mejor tasa de pelotas bateadas duro (29.2 por ciento) en su carrera.

5. Elvis Andrus, Rangers de Texas

Hace dos años, Andrus parecía estar en un malestar de mitad de carrera, con tres veranos consecutivos con producción de OPS por debajo de .700, y su contrato probablemente era considerado inamovible. Pero Andrus, que sigue por debajo de los 30 años pero que está a punto de cumplir 10 temporadas en Grandes Ligas, se dedicó nuevamente al deporte, hizo cambios y se ha convertido en un jugador mucho mejor.

"Por un tiempo, me preguntaba cuánto le importaba", dijo un ejecutivo rival. "Ahora me luce como energizado".

Andrus logró 191 hits la pasada temporada, cifra máxima en su carrera, con 68 extrabases; por primera vez, anotó 100 carreras. Se ubicó entre los mejores torpederos en carreras salvadas por la defensiva.

Ahora pende sobre él un gran incentivo financiero: Andrus puede salirse de su contrato luego de la temporada 2018, algo que habría sido impensable hace algunos años.

De Langs: Bateó 20 jonrones en 2017 luego de nunca haber logrado más de ocho en alguna temporada.

6. Brandon Crawford, Gigantes de San Francisco

Un evaluador mencionó los problemas que ha tenido Crawford fuera del terreno en el último año, cuando los Gigantes y él tuvieron problemas. "Para mí, él debe recibir un mulligan", dijo el cazatalentos. "Porque ha sido un buen jugador durante mucho tiempo". Crawford ganó el Guante de Oro en la LN por tercera temporada seguida.

7. Xander Bogaerts, Medias Rojas de Boston

Sus métricas defensivas estuvieron entre las peores en MLB, pero el nuevo manager de Boston Alex Cora fue responsable de muchas de las formaciones especiales a la defensiva que los Astros hicieron el año pasado, así que podría fomentar alineaciones que ayuden a Bogaerts. Si no, este podría ser un año crucial para Bogaerts y las decisiones sobre dónde debería jugar en temporadas futuras. Su declive en la segunda mitad en el plato pareció estar más relacionado a las lesiones, así que probablemente deba batear con mayor poder este año.

8. Didi Gregorius, Yankees de Nueva York

Pareció graduarse a otro nivel el año pasado, al generar muchos hits grandes y batear .287 con 87 remolcadas en 136 juegos en la temporada regular antes de conseguir cinco extrabases en 13 partidos de postemporada.

9. Jean Segura, Marineros de Seattle

Tuvo un OPS+ de 110 la pasada temporada, y pese a las lesiones bateó .300 y anotó 80 carreras en 125 juegos, dándole a los Marineros el tipo de producción que esperaban cuando salieron del talentoso Taijuan Walker y lo enviaron a Arizona por él.

10. Trea Turner, Nacionales de Washington

Cuando está saludable y jugando bien, Turner ha demostrado que puede ser un jugador de alto impacto, con velocidad transformadora - se robó 81 bases en 97 intentos en apenas 198 juegos. Sin embargo, Turner no ha tenido una temporada en la que haya jugado 100 partidos.

En carreras salvadas por la defensiva, se ubicó en la mitad inferior de los torpederos de MLB que disputaron al menos 800 entradas en dicha posición el año pasado.

Lo mejor del resto

" Addison Russell, Cachorros de Chicago: Tuvo una temporada realmente difícil dentro y fuera del terreno en el 2017, y los Cachorros esperan que Russell se pueda recuperar, ya que solo tiene 24 años. Entre ejecutivos se especula sobre la posibilidad que los Cachorros lo pongan en el mercado de cambios, pero su defensa es difícil de reemplazar - incluso en un año malo, se ubicó bien con su trabajo con su guante.

" Orlando Arcia, Cerveceros de Milwaukee: Su primera temporada como titular de Grandes Ligas fue impresionante, con destellos de grandes cosas que están por venir. Arcia mostró algo de poder, generó algunas joyitas a la defensiva y llegó octavo entre los torpederos en carreras salvadas por la defensiva.

" Paul DeJong, Cardenales de San Luis: Tuvo una temporada de novato bien fuerte, al quitarle la posición a Aledmys Díaz y bateó 25 jonrones en 108 juegos.
Etiquetas:

MLB, Baseball

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO