Un lunes convulsivo y convulsionado. Como si no bastaran los estertores de la Liguilla con el sepelio simultáneo y lloroso de los equipos regios.

  Rumores que se visten de futuro. Rumores que aún se debaten en el pesebre de lo increíble, pero no imposible. Renuncias anunciadas.

  Con Mohamed fuera de Rayados, en un exilio que se demoró seis meses, y con Rafa Puente metido en un gallinero donde sobran espolones para ser ofensivos, seguramente los estertores zangolotean al campeón de la Concacaf.

  Con el dulzor aún en los labios, ahora a los aficionados de Chivas, les aprietan las anginas. ¿Será posible una desbandada? Dicen que si el río suena, es porque se ahogó una orquesta.

  De golpe: Pizarro y Almeyda al Monterrey; Cota al León, Alanís al Getafe, Orbelín a Querétaro... ya sólo faltaría que Erick Gutiérrez termine en el Ajax, en lugar del Rebaño, y que regrese el Gullit.

  Y en la mira el Mundial de Clubes, en el que todos dicen que quieren hacer historia y verse la cara con el Real Madrid o el Liverpool. Paco Gabriel de Anda debe extrañar su lugar en la mesa de Futbol Picante.

  Insisto: son rumores y perviven en la clandestinidad del chismorreo, pero parece que la rebelión por la falta de pago de los premios, ya pasa factura, al vender a Pizarro a Rayados en lugar de al futbol de Holanda, y el mismo Cota es dejado en libertad para regresar, contra sus deseos, al feudo del Grupo Pachuca. Esas injusticias son la cuota tenebrosa de exigir justicia.

  Pero, no todas son malas noticias en los correrías financieras y deportivas del Guadalajara.

  Con las manos llenas de problemas, Paco Gabriel de Anda, de consumarse los rumores, esperará que el usufructo de Pizarro y la indemnización por dejar ir a Almeyda, más la renovación multimillonaria de contratos de patrocinadores y televisión, le alcancen para repatriar a alguna de las cartas que tiene boca arriba: Chicharito (en pláticas con "Pelagatos 2.0" Higuera), Carlos Salcedo, Marco Fabián y Raúl Gudiño.

  Ciertamente, el futuro de estas negociaciones deberá esperar al Mundial de Rusia. La cotización de estos futbolistas podría variar de lo que consiga el vacacionista Juan Carlos Osorio.

  En el cuerpo técnico, Paco Gabriel ha tenido un candidato: Víctor Manuel Vucetich, un entrenador que gusta del futbol pragmático, de seguridad, pero que en algunas etapas (León, Tecos, La Piedad), mostró que sabe jugar al ataque.

  Reitero: en este momento, los vendavales de los rumores sólo inquietan, pero a nadie mojan.

  Por otro lado, mientras el Turco Mohamed deja puesta la mesa para negociar para un equipo que tenga muchos millones de dólares para pagarle e invertir, Rafa Puente hizo una estupenda elección al aceptar la oferta del Querétaro.

  A un equipo armado para ir al abordaje, lo entrenaban para recular. Si le mantienen el plantel a Puente, y le agregan un par de refuerzos, como se habla del regreso de Orbelín Pineda (sí, ese escándalo de los premios en Chivas), seguramente la historia será distinta a Lobos BUAP.

  Por lo pronto, queda claro que los remezones del sismo en el orgullo de Monterrey, se sienten fuerte en Guadalajara.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Get ADOBE® FLASH® PLAYER
Los mejores momentos de los cuartos de final
La buena noticia para América: no enfrenta a Tigres. La mala: enfrenta a Santos. Monsieur Gignac se ausenta. Monsieur Menéz le sustituye.

La buena noticia para Rayados: Tigres quedó eliminado. La mala: ellos también. La tragedia pacifica a Monterrey. Que brinden por la muerte ajena, para que les sepa menos la suya.

La Final tiene contendientes: América contra Santos y Toluca contra Xolos. Que pongan todos sus barbas a remojar. El Diablo, y no necesariamente el toluqueño, anda suelto.

Las potencias financieras del Norte cayeron en bancarrota. Los planteles más caros del futbol mexicano se abarataron en la cancha. Irónicamente, sus entrenadores y arqueros, abrieron la puerta y la portería al tropiezo...

Ya Tigres y Rayados jugarán su partido de consolación en el lado perverso de las redes sociales. En diciembre eran el ombligo del mundo, hoy...

Lo de Santos tiene tintes de hazaña. Jugó con diez hombres todo el partido, porque Jonathan Rodríguez había dado tan poco antes de su expulsión que los Guerreros se sintieron más cómodos sin un bulto en la cancha.

La heroicidad santista, con inferioridad numérica aumentó las guirnaldas de gloria, porque después del gol de Oswaldo Martínez, maltrecho, lesionado, pero Djaniny sacó el 2-0 para añadir otra raya más a la zalea del Tigre que cubre la inmunidad de Ricardo Ferretti.

Pudo haber hecho algo Nahuel Guzmán en los goles. El otrora héroe se ve desconcentrado en ambas anotaciones. Pero la responsabilidad no es sólo suya: la culpabilidad es un pecado capital repartido a partes iguales... desde la banca, claro.

Entre la soberbia anestésica, la actitud displicente, de unos Tigres que se creyeron en la ruta de otro título, Santos asumió como un asunto de vida y muerte el saber y entender que con diez eran más espiritual y hormonalmente que los aburguesados de enfrente.

Ahora la advertencia queda hecha. Y parecería innecesaria. Porque América y Toluca saben puntualmente que no pueden ningunear a sus adversarios como algunos de los fantoches jugadores y entrenadores de Rayados y Tigres.

Lo exquisito de estas Semifinales del Clausura 2018 es que no hay sentenciados a muerte, porque tampoco hay marcador favoritos, especialmente después de que los Diablos Rojos casi se ven exorcizados por el Morelia.

Claro: ninguno de los cuatro equipos tienen totalmente el destino en sus manos. En realidad, y eso es irrefutable, la Final queda estrictamente en las garras perversas de la estulticia arbitral.

La realidad es esa: los jueces mexicanos son tan malos, que uno sospecha que actúan de forma delincuencial.

Y es difícil precisar que es más grave para el arbitraje: que se piense que aprueban con excelencia un examen de idiotez, o que se piense que actúan bajo consigna y complicidad de La Famiglia que tanto pondera Decio de María.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Los Xoloitzcuintles, según la Mitología Azteca, guiaban a las almas de los muertos condenadas al infierno. Y eran sepultados con ellos.

Los Xolos, los futboleros, los de Tijuana, fueron sus propios lazarillos del caos, los pastores de su propia desgracia. 3-0 ante León en Guanajuato, donde la fertilidad de José Alfredo aseguraba que "la vida no vale nada".

Los Xolos de Miguel Herrera acompañaron a su propia alma a la fosa común de la Liguilla, donde abundan cadáveres de los líderes generales sacrificados por los octavos en la tabla.

Cierto el 3-0 puede no ser un epitafio aún. Ni un veredicto absoluto. Restan 90 minutos. La historia tiene aún 90 páginas en blanco. El futbol a veces invita a la perversa intriga de Hitchcock.

Pero, también es cierto, la versión de León terminó el primer capítulo babeando de ferocidad y voracidad. Está cebado con la sangre negra de Xolos y la sangre mágica de la gloria.

Y, también es cierto, la peor versión de Tijuana terminó siendo un cadáver danzante de su propia rumba de fatalismo. Superado física, futbolística y espiritualmente, el equipo de Miguel Herrera terminó con rictus de resignación.

Javier Torrente mantiene a la Fiera con rabia. Imbatido, despiadado, implacable. Recuperando la memoria de sus mejores tiempos con Gustavo Matosas, pero con la artesanía de su nuevo entrenador, León deleita, excepto, claro, a los once rivales que eventualmente son citados al sacrificio.

Con un trabajo colectivo de recuperación, con un sentimiento gregario de lucha, con un Elías Hernández consistente en ser el jugador que marca los ritmos y la profundidad del equipo, el León es una sociedad para el crimen.

Por Xolos, el pecado ocurre en su línea defensiva. Tiene ese olor acre de la traición. Futbolistas petrificados, de miedo o de azoro, pero además, con espíritus inertes ante el vendaval. Su quietud muscular y mental hizo parecer más un vendaval a los leoneses.

Las cuentas no cuadran. Son obscenas. Convertido en uno de los dos mejores equipos en defensa del torneo, de repente, Xolos recibe casi una cuarta parte de los 13 goles que concedió en 17 jornadas.

Tijuana, y eso debe sorprender, encolerizar y preocupar a Miguel Herrera, tuvo ayer estatuas de sal en su área. Será trabajo del Piojo discernir si fue pánico al desafío escénico o fue desafío al pánico escénico.

Por lo pronto, lo de Torrente (#MeSigueTapandoElHocicoElExChoferDeBielsa) y su camisa-túnica-hábito-cábala-amuleto sigue reportando números que rozan la perfección.

El argentino llega a la Liguilla con una productividad del 73 por ciento y en su primera presentación en la emboscada que representa este torneo corto, salva el primer escollo, aparentemente, y ante un veterano en esa jungla, como El Piojo.

Por supuesto: el 3-0 está escrito con la tinta trágica de la sentencia de muerte. Insisto, más aún, porque el León ha encontrado un camino de consistencia y de mejoría: cada partido se perfecciona como equipo. Y, por el contrario, Tijuana vivió el ocaso de su torneo, reflejo, sin duda, como suele ocurrir, de los riesgos entrampados y facinerosos del aburguesamiento de clasificarse con mucha anticipación.

Miguel Herrera deberá estremecer aún las conciencias timoratas de sus jugadores. Hasta hombres como Guido Rodríguez, uno de los puntales de Tijuana en el torneo, perdió los mano a mano y terminó desubicándose desde el primer gol.

¿Dayro Moreno? De nuevo el colombiano dejó en claro porqué su talento lo coloca tan cerca del futbol europeo, y porqué la modorra en su cabecita, lo tiene anclado en el futbol mexicano.

Por lo pronto, los Xolos obedecen el ceremonial, ese ritual fúnebre de su propia mitología: el camino del infierno, ya tiene el olor a incienso de sus propias huellas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- No opaca al Clásico. Ni siquiera lo eclipsa. Juega en un universo paralelo. Pero, sin duda, promete ser de interesante hostilidad. A Xolos le tocó en la ruleta un croupier muy mañoso.

Tijuana se planta con esa mezcla alevosa de ser el líder general y la maldición que incluye serlo. El Goliath de la tabla general ya sabe de memoria que hay un impertinente David en la antesala de lo inesperado.

Con una efectividad de 64.71 por ciento, Miguel Herrera fue sorteando y saltando entre los tres primeros lugares de la Tabla General, aunque manteniéndose en el penthouse de la Liga con decoro y autoridad, especialmente en la perrera Caliente.

Javier Torrente tiene una espectacular bayoneta de cifras en la mano: invicto en 10 partidos y una efectividad de 73.33 por ciento. Tomó el relevo con el desahucio de Luis Fernando Tena, y al desdentado y pedicuriado León, le puso colmillos y garras.

Victimizado --inclúyome--, por cursar desde el volante la academia de Marcelo Bielsa, Torrente consumó la transformación del León de la manera más simple: se apoderó de la compleja cabecita del futbolista.

Jugadores hay en el plantel. Tanto, que pudieron haber eliminado al campeón del torneo anterior, si el arbitraje no elige al hijo mayor de la Multipropiedad Martínez, el Pachuca.

Pero tras unas semifinales intensas, el torneo siguiente lo comenzó más entre lamentos que entre revanchas. Tena se sumó a la pena, y fue necesario que llegara Torrente. Los espíritus de los jugadores cambiaron. Y se acordaron de que jugar al futbol, sí saben.

La prueba de la ferocidad readquirida por el León, respaldada con esa confianza que habían perdido para maquinar buen futbol, es la forma en que se meten a la Liguilla. Cierto, el adversario era el eterno timorato, el Cruz Azul, pero de último minuto los verdes se impusieron 2-3 a una Máquina, que había consumado la inusual hombrada de igualarles a dos.

Esa combatividad, más la fe en su futbol, ponen al León en condiciones de amenazar a cualquiera, incluyendo, claro, a unos Xolos que a veces mostraron inconsistencia e inconstancia.

Por otro lado, Miguel Herrera ha demostrado una paternidad absoluta sobre su vestuario. Algunos jugadores le han quedado en deuda. Dayro Moreno deja una duda: su potencial de futbolista es aún mayor del que ha logrado sacarle Miguel Herrera. Más allá del título de goleo, puede ser, sin problemas, el mejor jugador de la Liga cada año.

Y 'El Piojo' sabe la alimaña que tiene enfrente. León, con Torrente, tiene un promedio de 2.2 goles, superior incluso al del máximo anotador en el Apertura 2016: Pachuca, con 36 marcados y 2.11 de rendimiento.

Más allá de las estadísticas, que orientan, pero no confirman, el estilo de juego de los dos equipos extiende un aval para este duelo directo, aderezado todo ello por la combatividad extrema que son capaces de arrancarle a sus planteles ambos entrenadores.

Debe ser, sin duda, la serie más impredecible de todas en la Liguilla, especialmente porque en cifras de las diez últimas fechas, queda claro que Javier Torrente fue el mejor entrenador y el León el mejor equipo.

Y por supuesto, esta batalla en todos los frentes, tendrá una edición especial entre dos entrenadores hábiles en intercambiar piezas, en la intensidad con la que recargan desde la banda a sus jugadores, y esa belicosidad que transmiten. Y, bueno, la calentura de dos temperamentos intensos que incluso podrían chocar entre sí.

Hoy la maldición del líder general encarna una bestia, en este León de Torrente.

Etiquetas:

Rafa Ramos, Fútbol, Tijuana

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Vivir desnudo el futbol es una bendición. Eso de ser atlantista te convierte -gracias a Burillo, Couchonal y García- en el último eslabón de la cadena caníbal del futbol mexicano. Ser atlantista es profesar una religión, de la que son ateos hasta los mismos atlantistas.

Eso da cierta comodidad y licencias. Inmunidad diplomática. Desde el palco de la desgracia eterna del atlantismo, uno puede solazarse primero, claro, si no, donde queda la mexicanísima mezquindad, con las desgracias, y, después, con las victorias, de los que compiten en la primera categoría del tercermundismo futbolístico.

Y es fascinante esa impunidad. Vivir en el atlantismo significa vivir en las ruinas, y desde ahí uno saca desperdicios para sumarse a la lapidación del que sufre, e inventarse, claro, confeti ajeno para el que goza.

Todo este preámbulo, si es que los tres pelagatos adictos a este espacio se atrevieron a llegar hasta aquí, es para refrescar el horizonte de la Jornada 3, en la que sobresale ese festín del canibalismo compartido.

Chivas suma a las llagas de su desgracia deportiva y extradeportiva las cuatro tarascadas de unos Xolos que jugaron chimuelos como locales el torneo pasado: tres derrotas y seis empates. En Tijuana, la cuarta ciudad con más dentistas en México, su equipo se puso el torneo pasado dentaduras postizas.

Y Chivas se convirtió en el bufón del viernes. 4-0, el saldo del equipo con más no nacidos en México sobre el equipo de los mexicanos. El Rebaño cruzó después la frontera para enfrentar al Arsenal, convertido en un banquete clandestino de birria.

Y, claro, el americanismo y la aún más creciente y sardónica legión Anti-Vergara encabezaron la rapiña. Si Chivas estaba en los huesos, hasta el tuétano le chuparon, o, le chupamos, aprovechando, insisto, esa insana e inclemente pasión que permite vivir en el destierro.

El americanismo se creía el cuento de algunos de que "Tigres se hace chiquitititito" en el Estadio Azteca, cuya vocera flamante y flagrante es nuestra admiradísima compañera en ESPN, Nelly Simón.

No ocurrió así. O tal vez sí. Y el que se hace chiquitititito, hizo más chiquitititititito y le humilló con un marcador grandotototote de 3-0 en el Estadio Azteca. Y pudieron ser más, pero Monsieur Gignac fue compasivo, casi tanto como lo fue, deplorablemente, ante Portugal en la Final de la Euro... y en otras muchas finales.

Y en la batalla campal en redes sociales surgió el arsenal distinguido y exquisito del ingenio, hasta, claro, los patarrajadas del raciocinio que contestaron con ambas camisetas a la más pura y soez mentada de madre. Hasta en el canibalismo hay clases sociales. Hay quienes se cultivan y hay quienes sólo han leído tres libros, entre ellos el directorio telefónico.

Y queda claro que la convivencia de las tres tribus, es cautivante. Americanistas, chivas y la rapiña, los expoliadores de la desgracia ajena, disfrutaban más la exaltación del cataclismo ajeno.

Claro, los americanistas abogaban, ante las embestidas, la expulsión de Renato Ibarra, quien quiso aletear como polluelo buscando el pescuezo del infractor. La regla es clara: dar o intentar dar. El ecuatoriano intentó causar penas, pero sólo dio pena.

En el fragor malsano entre los contendientes y los arribistas metiches festivos -ahí entramos los atlantistas, entre otros- en el afán de ganar una guerra tuitera, tan divertida a veces como inofensiva siempre, tanto los criollos defensores de Chivas y América al final fueron clementes y misericordiosos con los responsables.

Se enfrascaron tanto en tratar de lavarse las heridas propias con las pústulas ajenas, que se olvidaron de revisar primero las miserias de su propio equipo antes que las del adversario. Escarbaron en las úlceras ajenas antes que en las propias.

Chivas acusó muchos defectos, muchos problemas y un pecado mayor: espíritu insulso. La condena del 4-0 es inobjetablemente merecida.

Matías Almeyda había encontrado el discurso para hacer un cateterismo entre el cerebro, el corazón y los testículos, para que en el Rebaño se recuperara la pasión competitiva. Este torneo no aparece ni en las miserias de la Copa ni en las exigencias de la Liga.

América acusó defectos tácticos. De esos que se trabajan en la semana. Tuca Ferretti, con los susurros de Miguel Mejía Barón, le usurpó la media cancha y le puso grilletes a sus supuestos laterales. Y después cosechó con la expulsión de Ibarra.

¿Once contra once qué habría ocurrido? Bueno, ya Javier Aquino había tirado una acuarela espectacular desde la izquierda. América no tuvo respuesta en este choque del futbol mexicano donde lo que más escaseaban eran los mexicanos.

El emplazamiento, al final, es si la gallarda actitud de Tijuana y Tigres se mantendrá en la Jornada 4, o si, simple y oportunistamente, ambos equipos fueron arengados y motivados más por sus rivales, que por el decoro propio. En el futbol hay larvas que sólo son mariposas de una semana.

Ciertamente prohijar ese sadomasoquismo inocuo, sin damnificados físicamente, y sin llegar a las vertientes dolorosamente sangrientas de otros países, agrega sin duda un carnaval de cada fin de semana, en un escenario donde casi todos ganan.

Bienaventurados los pobres de equipo -como los atlantistas-, porque de ellos será el reino del arribismo y el canibalismo, mientras Chivas y América, protagonistas máximos, dejen drespojos en el tendedero de sus fracasos.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Síntomas terribles en Chivas. Más allá del 4-0 ante Xolos, y más allá de que el equipo recibe ocho goles en la semana.

Hasta la Profeco debió sentir lástima por el Rebaño, porque la caía del Guadalajara es más vertiginosa que la caída de la señal de ChivasTv.

1.- Mientras Chivas era devorado en el tanque de tiburones exportados de Tijuana, Jorge Vergara recomendaba en Twitter a su afición que mejor viera por TV su aporte en el programa de Shark Tank. Tritón abandonaba a sus sirenas en las aguas infestadas y ya teñidas de rojo.

2.- Por reglamento, los jugadores deben reunirse en el centro del campo al final del partido, y agradecer -hasta en casos de masacre--, para irse juntos al vestidor. Matías Almeyda monta en cólera porque Orbelin Pineda y el Aris Hernández lo ignoran y se adelantan al grupo. Rodolfo Cota los hace regresar. El vestidor en llamas.

3.- Nuevamente, Jair Pereira se viste con la Piel de Judas. Desatento, lento, descoordinado, entrega al menos dos de los goles a Xolos. Y encima, Carlos Salcido en su peor jornada. Frágiles zaguanes.

4.- La elogiada defensa del torneo anterior fue rebasada por Tijuana. Y pudo ser aún más humillada. En los goles, los tijuanenses aparecían totalmente "xolos".

5.- Mientras Almeyda elige si culpa al "dinosaurio, de esos de los antiguos", por estar saneando sus riñones sobre su humanidad, o pide que se repita el juego, como lo hizo ante Atlas, a la abulia, a la desidia de sus jugadores, se agregó la de él mismo. O estaba patidifuso y anonadado, o estaba esperando por si la AFA le llamaba.

6.- Y no se puede culpar a la selección olímpica. El Potro Gutiérrez sólo se llevó un titular, Carlos Salcedo, que, seguramente, ante las posturas tan pataratas mental y físicamente de Salcido y Pereira algo más pudo hacer.

7.- Como tutor, Almeyda ya es cuestionado. Desde que se postuló para cobijar bajo su densa sabiduría y amplio padrinazgo a La Chofis López, y que lo sacrificó enviándolo a tirar un penal que falló, el jovencito no aparece. Ni de titular ni de suplente. Estaba mejor sin el tutelaje paternalista del Pelado.

8.- Con ese ánimo, con esa racha, con ese descompuesto equipo, este domingo, Chivas se mete a un partido amistoso contra el Arsenal. ¿O se estarían reservando sus jugadores ante Xolos, para brillar ante los Gunners, esperando un intempestivo contrato para la Liga Premier?

9.- ¿Y Gullit Peña? O el jugador tiene un problema motriz por su corpulencia (inútil, por cierto), o tiene problemas de equilibrio. Sigue desplomándose con la misma frecuencia que cuando jugaba en el León, y sus caídas ya son más numerosas que las de la señal de ChivasTV.

10.- En medio del acoso de la Profeco, los reclamos de los aficionados por las fallas ante Monterrey y Chiapas, y enfrente el juego con Querétaro, queda claro que el producto se deteriora con los recientes resultados. No puedes ofrecer un desfile de Victoria Secret y terminar con un tianguis de jorongos de Juanacatlán.

¿Tijuana? Los Xolos hicieron lo suyo. Con sólo un jugador nacido en México, aprovecharon esa condición, y los perros aztecas tuvieron su festín.

Es innegable que los tijuanenses sabían muy bien la trascendencia de vencer a Chivas, Dieron sin duda su mejor partido en la época de Miguel Herrera.

Es deseable que esa intensidad y devoción que mostraron este viernes, no sólo aparezca ante el Guadalajara, y se convierta en una constante.

Porque incluso a un equipo que presumía de vértigo, desplazamientos sorpresivos, profundidad, no ofreció nada de ello. Y no, el mérito total de ello, no es de Herrera, sino también de la falta de testosterona en el Guadalajara.

Pero, de todo lo reseñado, lo más grave es esa imploración de Jorge Vergara en Twitter, recomendando a su afición que cambiara de señal a SharkTank, mientras los tiburones de Herrera destazaban a sus Chivas. Eso, es aún más traicionero que la misma actitud pusilánime de algunos jugadores.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Les une el infierno eventual, aunque cada uno sufre su propio purgatorio. Xolos y Chivas, pasajeros de la urgencia.

Tijuana apenas consigue este torneo su primera victoria del año. En el Clausura 2016 fue asaltado por las visitas: tres derrotas y nueve empates. Sólo Atlas fue su bálsamo en la pusilanimidad entre los peores anfitriones.

Pero Xolos sigue en el fango. Su penoso torneo anterior, incluyendo un 6-1 ante América, le colocó en la zona de desecho de la Liga: el descenso lo acecha. Y Miguel Herrera ha pasado por esas penurias.

Recibe este viernes a Chivas, que canjeó bonos por ilusiones. El carrusel se llenó de fantasías: "Liga, Copa, Libertadores... vamos a ganarlo todo", dijo Jorge Vergara.

Había motivos para desbocar el optimismo: refuerzos, el despertar del 'Gullit', un espléndido cierre del Clausura 2016.

Cae ante Pumas, vence a Monterrey, lo humilla Chiapas, y fuera de la cancha, Chivas TV se colapsa. El producto no seduce en el terreno de juego y el aparador del producto se queda sin señal en un 30 por ciento de los suscriptores.

Pero ni ante Pumas ni ante Rayados y mucho menos ante Jaguares compareció el Guadalajara que se insinuaba. De la versión "el Gigante ya despertó" con la que se vanaglorió Matías Almeyda, este torneo es más genuina la otra versión, la orinada por el dinosaurio, pero "de los antiguos ¿eh?", aclaraba el 'Pelado'.

En tanto, Xolos vence a su vecino en el tranvía del descenso en la primera fecha, el Morelia, y después cae ante el Puebla, con la maldición de por medio de un autogol, y en la Copa MX le da un revolcón Lobos BUAP por 4-0.

Y hablando de la rapiña extra cancha, a Miguel Herrera le debe asomar la amargura, al cumplirse un año de la histeria de asestar un bofetadón a Martinolli, en un acto que le divorció de la selección mexicana. Un puñetazo suicida.

Pero todos estos escenarios enriquecen la expectación y las expectativas para el juego de este viernes por la noche. La urgencia cita y concita a los contendientes.

Además, más allá de que las circunstancias han vuelto recatados al 'Piojo' y al 'Pelado', las circunstancias azuzan para que jueguen una fuerte apuesta, en el estadio del dueño de la casa de apuestas deportivas más poderosa de México.

Más allá de la cautela, a Herrera y a Almeyda les inquieta el placer suicida de lanzarse sobre los muros del adversario. A este Chivas no se le puede pedir prudencia, y a los equipos de Herrera les sale urticaria jugar contra su arco.

Xolos sabe que goza de ventajas. Cuatro olímpicos abandonan al Rebaño. Suplirlos no sólo es cuestión de nombres, sino de hombres. Almeyda ha ido a párvulos para graduar de hombres a los imberbes y ya vimos a uno de ellos, a Edson Torres.

Pero hasta en eso, Almeyda juega al borde de la demencia. Y se le agradece. Liberó a Carlos Salcedo para que tratara de encontrar la paz entre las tormentas personales que vive, desde las familiares hasta las extra maritales. Un lujo de líder grupal.

Más allá de que puede partírsele en dos el corazón a la tribuna del Estadio Caliente, porque la afición rojiblanca de ambos lados de la frontera asalta las taquillas, el 'Piojo' sabe bien que poco debe motivar a su grupo cuando el rival es el Guadalajara y cuando su presidente Jorge Vergara categorizó en el infelizaje de las tarifas de su Chivas TV a Tijuana, más allá de que este no lo transmitirá.

Aún con los atenuantes fronterizos, por otro lado, Tijuana es el equipo con más jugadores no nacidos en México. Tiene 16 en total y de no tomar protagonismo en la Liga, queda claro, estaría desafiando las palabras del zar de la competencia Enrique Bonilla, quien advirtió que a más extranjeros, más calidad.

Y hasta ahí alcanza conjeturas la expectación: el equipo de los mexicanos ante el equipo de los no nacidos en México. La regla 10/8 podría salir maltratada o redimida, como consecuencia última de este Xolos ante Chivas.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


Los números de la J1

FECHA
21/07
2016
por ESPN Stats & Information

 

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


LOS ÁNGELES -- Ricardo La Volpe es más sensible a los efectos de sus supersticiones que a sus afectos y sentimientos.

Esclavizado por su repertorio de cábalas, que alcanzó su clímax cuando dirigió a la selección mexicana, tuvo un nuevo exabrupto el fin de semana. Sintió que su ex apóstol Miguel Herrera le había hecho mal de ojo. Y se lo reclamó sin tocar madera.

Ya Xolos se había impuesto 2-1 a Chiapas. Nada que apelar por parte de Jaguares. Nada irregular, Ni 'El Piojo' había arrojado sal sobre la cancha, ni enterrado un gato negro, ni lanzado oraciones del Libro de Magia Negra. Nada. Futbolísticamente, fue superior.

Y Herrera se dirigió hacia La Volpe para despedirse de él. El típico acercamiento de conmiseración y respeto del vencedor al vencido. Incluso una sonrisa en tono de disculpa.

Pero La Volpe no quería ni compasión, ni consuelo, ni manifestaciones cariñosas. Fuera de sí, increpó a Herrera, con el índice derecho agitándolo y reclamándole que hubiera invocado a los espíritus chocarreros para atraer los maleficios.

Iracundo, enardecido, fuera de sí, el argentino le reclamaba "¿por qué me saludaste?", evocando el saludo lógico, respetuoso previo al juego, del entrenador visitante al local.

"¿Por qué lo hiciste?", reclamaba La Volpe. Y Miguel Herrera le reiteró que "te saludo donde sea y cuando se me dé la gana", mientras ya varios miembros de los cuerpos técnicos los apartaban.

Al final, indignado, enojado también, El Piojo le espeta: "No te vuelvo a saludar nunca", y cada entrenador es prácticamente escoltado a su vestidor.

Con 33 años dirigiendo en México, y sólo un título, con el Atlante, además de una larga estela de fracasos en nueve clubes, tras un papel intrascendente en el Mundial de Alemania, La Volpe no logra despojarse del tabú de sus propios tabúes. Parecería que habría roto no uno sino dos espejos, por sus 14 años de mala suerte en proceso.

Corbatas de colores, rituales esotéricos, visitas a las pirámides mexicas, ceremoniales de Feng Shui, culto a lo sobrenatural y otras hierbas, y sin aclarar aún, por supuesto, si la virginal toalla en el Departamento de Podología de Chivas, era otro acto chamanesco, con todo eso a cuestas, La Volpe deteriora su principal tesoro: la enorme capacidad como estratega que tiene.

Ahora, al confrontar de manera álgida a su discípulo más aventajado, por el hecho de no respetar uno de sus fetichismos, como es no saludarse con el técnico rival antes del juego, expone que La Volpe es víctima de sus propios tabúes.

Sin duda, el argentino le teme más a sus fantasmas y paganismos que la confianza que le debe despertar una forma de jugar que encontró su punto culminante con Atlante, Atlas, Toluca y por momentos con el Tri, aunque sólo presuma un título. Nadie le echó la sal en un martes 13.

Atlantista por defecto y resignación, recuerdo magníficamente aquel Atlante de La Volpe, el del torneo previo al que terminó campeón. Debe ser el equipo más espectacular que ha habido en el futbol de México, más incluso que el América de Leo Beenhakker.

Platicando de ello con Guillermo Cantú, él explicaba que era tanto el frenesí por divertirse, que llegaba el momento en que La Volpe los confrontaba. No sólo había que regocijarse jugando, sino también ganando. Al año siguiente, sin ese embeleso, pero jugando bien, Atlante se corona campeón en Monterrey.

¿Y cuántos rojinegros no extrañan al mejor Atlas de los últimos años? ¿Y la reconversión genial que hizo con Toluca, todo en una ecuación fascinante en beneficio de Cardozo?

¿En las semifinales de la Copa Confederaciones 2005? La Volpe tiene razón. Un arbitraje correcto habría dejado a Argentina con nueve hombres en el primer tiempo. Pero, ya se sabe, el hubiera es el pantano donde los ociosos e ilusos quieren crear jardines de imposibles.

¿Cuánto afecta la credibilidad del técnico en el vestuario de Chiapas cuando súbitamente resulta que su entrenador tiene más fe, o una fe ciega, en sus ocultismos y supercherías antes que en la calidad y disciplina de sus jugadores?

Es tiempo de que La Volpe deje de abrir paraguas en cuartos cerrados y que de je de andar cargando patas de conejo en los retrovisores de sus autos. Bien lo dijo Miguel Herrera este lunes en Raza Deportiva: "La única cábala en el futbol es el trabajo".

Y de eso La Volpe sabe todo. Y si no que lo recuerden sus jugadores en esas sesiones a pleno sol de tres y cuatro horas de entrenamiento.

Y si no, hay algunos brujos con ofertas especiales en Catemaco.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


MÉXICO -- Rafael Márquez firmará con Atlas, un deseo que siempre tuvo desde que salió hace un año al Hellas de Italia y tenía contemplado regresar a México para retirarse con el club que le vio nacer como jugador profesional.

Podemos confirmar que el defensa regresará como siempre lo quiso y estará volando este sábado de Milan a México. Hubo un arreglo entre Gustavo Guzmán y el cuadro del Verona, no sin antes llegar a un acuerdo económico con el propio futbolista.

Márquez regresará a firmar con 36 años de edad y el próximo 13 de febrero cumplirá un año más, por lo que podrían ser los últimos partidos del exdefensa del Mónaco de Francia y Barcelona de España, en donde ganó todos los títulos que disputó.

La próxima semana será cuando el 'Kaiser de Zamora' use de nuevo el uniforme rojinegro, el cual dejó de usar cuando emigró al Viejo Continente en el verano de 1999.

Comentarios

Usa una cuenta de Facebook para agregar un comentario, sujeto a las políticas de privacidad y Términos de Uso de Facebook. Tu nombre de Facebook, foto y otra información personal que hagas pública en Facebook, aparecerá en tu comentario, y puede ser usado en las plataformas de medios de ESPN. Más información.


AL INICIO